viernes, 19 de enero de 2018

Riba-roja de Túria reclama a Fomento un ramal de mercancías en la línea ferroviaria de la C-3

+ TURIA | Fomento deja fuera de sus prioridades una iniciativa que permitiría conectar el parque logístico e industrial con el Puerto de Valencia
El Ayuntamiento de Riba-roja de Túria ha reclamado al Ministerio de Fomento la construcción de un nuevo ramal de mercancías en la línea de cercanías C-3 para conectar las empresas del Parque Logístico de Valencia (PLV) con el puerto después de años de esperas y promesas incumplidas por el gobierno central. El ministerio tiene previsto aumentar las inversiones en toda España en materia de cercanías -alrededor de 800 millones de euros- pero en ningún caso está prevista la construcción del citado ramal.

La construcción del ramal de mercancías destinado a Riba-roja de Túria debe llevar aparejada, además, una línea destinada a los propios trabajadores que se dirigen a las empresas del parque logístico de forma que tanto los productos que trasladan estas firmas como los empleados de las mismas se puedan beneficiar notablemente de trayectos más cómodos y rápidos.
El parque logístico ocupa una extensión de más de 800.000 metros cuadrados de terrenos situado en el término municipal de Riba-roja de Túria cuya principal actividad se centra en ofrecer suelo destinado a las empresas para almacenar mercancías que, posteriormente, se trasladan en contenedores gracias a su situación estratégica, ubicado a 10 kilómetros del aeropuerto de Valencia, a 25 del puerto y de la capital valenciana y a escasos 90 kilómetros del puerto de Castellón.
La petición del consistorio se sustenta en las reivindicaciones por parte de las empresas y de los trabajadores sobre la necesidad de mejorar las comunicaciones entre este centro logístico y la capital valenciana, de forma que las mercancías se puedan trasladar con el menor tiempo posible.
Además, los empleados de las citadas empresas también deben trasladarse desde sus domicilios hasta el puesto de trabajo en el parque logístico en medios de transportes privados ya que este área carece de ningún tipo de conexión pública a pesar de que son cientos los empleados existentes en ella. De esta forma, se mejoraría tanto en el tiempo de los desplazamientos como en la comodidad.
La reivindicación del Ayuntamiento de Riba-roja de Túria tiene su origen hace unos años por la necesidad de modernizar el traslado de las mercancías al puerto de Valencia de forma que pueda aumentar, al mismo tiempo, el volumen de los productos que se transportan entre ambos lugares así como su agilidad. De hecho, en los últimos meses ha experimentado un auge enorme la demanda de suelo por parte de empresas del arco mediterráneo que solicitan su interés por su instalación.
El alcalde de Riba-roja de Túria, Robert Raga, ha subrayado la importancia "de conectar mejor el parque logístico con los principales puntos de destino de las mercancías de estas empresas de forma que podamos ofrecer mayores atractivos y alicientes para que otras firmas puedan instalarse en esta zona, hasta el punto que actualmente somos uno de los ejes industriales más importantes de la Comunitat Valenciana".
Raga ha añadido que durante los últimos meses "estamos recibiendo multitud de peticiones de empresas que tienen como objetivo principal adquirir suelo en el parque logístico desde donde desarrollar su actividad ya que estamos situados en un lugar privilegiado, tanto por carretera, como por aire y por mar, aunque para ello hace falta que el gobierno central con el Ministerio de Fomento al frente se decidan a llevar obras tan importantes como el ramal de mercancías como la mejora y la ampliación de la nacional III como el by-pass".

El Ayuntamiento de Riba-roja ha recordado que, a día de hoy, todavía quedan pendientes algunas obras y proyectos como el aumento de la frecuencia mediante la electrificación y la vía doble de la línea, la adecuación de las estaciones y la construcción de las nuevas previstas, la integración de la línea C3 con el apeadero de las Cuevas de Utiel y la estación de Camporrobles, restablecer el servicio del apeadero en Siete Aguas, una conexión con la red del metro, mejorar el trayecto comprendido entre Buñol y Camporrobles, una mejora de la accesibilidad para las personas con movilidad reducida y, por último, la obtención de los certificados de calidad de este servicio de transporte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario