miércoles, 31 de enero de 2018

La plaga invasora de mejillón cebra llega ya a las puertas de Valencia

+ TURIA | Expertos de la Fundación Limne han detectado ya la presencia de estos bivalvos en el río Turia a su paso por la localidad de Paterna y en una zona muy próxima a la planta potabilizadora de Manises
La plaga del mejillón cebra sigue extendiéndose por la provincia de Valencia y los primeros ejemplares han empezado ya a tocar las puertas de la capital.
En concreto, tal como informa el diario LAS PROVINCIAS, expertos de la Fundación Limne han detectado ya la presencia de estos bivalvos en el río Turia, en concreto a su paso por la localidad de Paterna y en una zona muy próxima a la planta potabilizadora de Manises, con la amenaza que, para esta infraestructura que abastece a la ciudad de Valencia y su área metropolitana, supone la existencia de esta especie invasora que, al multiplicarse, tapona las canalizaciones y provoca graves problemas en los sistemas hídricos.

En concreto, en una de las inspecciones periódicas que realizan los especialistas de esta fundación para comprobar la calidad del agua, el equipo dirigido por David Campos halló ejemplares adultos de mejillón cebra en esta zona en la que, hasta ahora, no se tenía constancia de la presencia de esta especie invasora. Así, según explicaron ayer, «se confirma su presencia en una nueva cuenca fluvial, la del río Turia».
Hasta ahora, el último mapa de masas de agua afectadas por esta especie invasora elaborado por la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ), del pasado mes de diciembre, pone de manifiesto que las zonas más afectadas por esta plaga son el río Júcar, entre los embalses de la Muela y su desembocadura (por lo que alcanza hasta la Albufera), el Magro, a partir del pantano de Forata, el canal Júcar-Turia, entre el embalse de Tous y el propio río, el río Mijares, desde el pantano de Sichar hasta su desembocadura, así como el canal Júcar-Vinalopó. En todas estas zonas ya se han detectado ejemplares adultos. Además, también se han encontrado larvas de mejillón cebra en los embalses de Alarcón, Tibi y Amadorio, según el informe de la CHJ.
Sin embargo, el hallazgo de los investigadores en el Turia, que tuvo lugar en un primer momento el pasado mes de mayo, extiende la problemática a zonas en las que, hasta ahora, no se había detectado, ni siquiera, la presencia de larvas.

Campos, como recoge un informe publicado el pasado mes de agosto, sospecha que el mejillón cebra podría haber llegado al río Turia por el canal que lo une con el Júcar, aunque la pesca recreativa de especies exóticas, como el siluro o la perca americana, también podría estar detrás de la expansión de la plaga, puesto que se especula con la posibilidad de que se transporten larvas dentro de las cestas de repoblación y, de esta forma, llegan a espacios que todavía no han sido colonizados. LEER ARTÍCULO COMPLETO

No hay comentarios:

Publicar un comentario