miércoles, 1 de noviembre de 2017

Las Diputaciones de Cuenca y Teruel renuncian a la autovía y piden arreglar la N-420

+ TURIA | Los presidentes de ambas entidades provinciales se han reunido en la localidad turolense de Libros
Las diputaciones de Cuenca y Teruel han renunciado, al menos por el momento, a la prolongación de la autovía A-40 entre ambas capitales y, en su lugar, han pedido que se realice una mejora integral de la N-420.
Así lo han indicado los presidentes de estas instituciones antes de mantener una reunión en la Diputación de Cuenca para tratar los problemas comunes a los que se enfrentan, como la despoblación.


El presidente de la Diputación de Teruel, Ramón Millán, ha recordado que las condiciones medioambientales obligan a desviar mucho la autovía del actual trazado de la carretera nacional, por lo que ya en 2015 los alcaldes de las localidades afectadas, reunidos en Libros (Teruel), pidieron renunciar a la autovía y mejorar la carretera, porque consideraban que alejar la vía de comunicación supondría "la muerte de estos pueblos".
Sin embargo, Millán ha manifestado que la N-420 es una vía de alta siniestralidad, que ha registrado más de 300 accidentes en los últimos 17 años, 113 de ellos en los últimos cinco años, y no es una carretera cuya seguridad y trazado sean adecuados para una nacional del año 2017.
Por su parte, el presidente de la Diputación de Cuenca, Benjamín Prieto, ha coincidido en señalar que el proyecto de la autovía "no cuajó" por las condicionantes ambientales y orográficas y "hoy en día lo que demandan los pueblos son mejores trazados, porque hay lugares en los que la seguridad queda mermada y en eso es lo que hay que trabajar", para lo cual espera que el Ministerio ponga sobre la mesa una solución.
Ha manifestado que el Ministerio de Fomento sí está actuando en el trazado conquense de la Nacional, pero ésta necesita una mayor seguridad.
Asimismo, Prieto ha reclamado los fondos europeos que se anunciaron en la pasada legislatura por parte del Gobierno de Castilla-La Mancha para la provincia de Cuenca, y que ha considerado que el actual Ejecutivo tiene "bloqueados".
Millán, por su parte, se ha mostrado confiado en que ambas diputaciones puedan retomar las conversaciones iniciadas en la pasada legislatura, incluyendo también a la de Soria, para iniciar acciones contra la despoblación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario