jueves, 2 de noviembre de 2017

El proyecto de la variante de Pedralba continúa en el centro de la polémica política autonómica

+ TURIA | La situación está enfrentado a los partidos que conforman el tripartito y también a la Conselleria de Agricultura  con la Diputación de Valencia

La variante de Pedralba, una obra de infraestructura menor desde el punto de vista presupuestario pero urgente y necesaria para garantizar la seguridad en el centro de la población, está provocando un verdadero quebradero de cabeza en el Gobierno del Botànic con visos de acabar en los tribunales.

Tal como informa el digital esDIARIO.com,  la polémica carretera, aprobada por el gobierno valenciano y a los pocos días paralizada por el propio Consell en una muestra de absoluta descoordinación, está enfrentado a los partidos que conforman el tripartito y también a la conselleria de Agricultura  con la Diputación de Valencia, ambas instituciones gobernadas por el PSPV-PSOE.
Una situación paradójica ya que los socialistas estaban a favor del proyecto como estaba diseñado. Fue el secretario autonómico de Medio Ambiente, Julià Alvaro, quien obligó a la rectificación del Consell pese a que contaba con todos los informes aprobados, en algún caso por duplicado. Álvaro alegó que el trazado afecta, aunque de forma mínima, al Parque Natural del Turia. La carretera, que debe liberar el tráfico de camiones del centro del municipio, esta diseñada, presupuestada y adjudicada por la Diputación.
La consellera Elena Cebrián, arrastrada en el conflicto por su número dos, Julià Alvaro, acaba de dejar en muy mal lugar a los técnicos de la diputación y al propio presidente el también socialista, Jorge Rodríguez.  Cebrián dijo, en comparecencia en el pleno Cortes, que su departamento sí había o estaba cumpliendo el acuerdo para desbloquear la variante sur de Pedralba aprobado en una resolución en febrero el parlamento autonómico con los votos a favor del PSPV y PP, y en contra de Compromís y Podemos.

Las manifestaciones de la consellera han soliviantado a la diputación. El departamento de Carreteras alega que sigue esperando el nuevo Plan de Ordenación de Recursos Naturales para concluir una nueva propuesta de trazado. Al tiempo recuerda Agricultura creó la polémica e hizo hacer el ridículo al Consell.
El conflicto tiene una derivada administrativa legal de calado. La diputación mantiene paralizada la carretera por el principio de prudencia administrativa pero entiende que para suspender la ejecución definitivamente debe existir un escrito firmado por la Conselleria de Medio Ambiente. LEER NOTICIA COMPLETA

No hay comentarios:

Publicar un comentario