jueves, 5 de octubre de 2017

La Innovación, al servicio de la lucha contra el abandono de tierras

+ TURIA | La cooperativa Rural San Vicente Ferrer de Benaguasil presenta su experiencia agraria y social en el taller del Grupo Operativo Innoland
El Palacio de los Mercader, sede de Cooperatives Agro-alimentàries de la Comunitat Valenciana, acogió este miércoles un taller sobre Innovación Social en la Gestión de Tierras que se enmarca en las actividades de trabajo del Grupo Operativo Innoland.

Alrededor de 40 personas han compartido experiencias particulares y visiones propias sobre esta materia, de gran importancia para el presente y el futuro más inmediato del sector agrario.
Las iniciativas de gestión de tierras lideradas por cooperativas son un elemento de lucha contra el abandono de parcelas, un problema que repercute en su capacidad productiva, su masa social, su capacidad de concentración de oferta y su competitividad en los mercados en los que operan. Más allá de estas cuestiones, las tierras abandonadas tienen un impacto medioambiental y paisajístico con implicaciones directas en otras actividades productivas e incluso en el sector turístico. La detección y gestión de estas tierras abandonas o en vías de abandono puede permitir a las cooperativas mantener e incrementar sus volúmenes de producción, así como desarrollar una mejor planificación de su producción para atender a las necesidades de sus clientes. Prevenir el abandono es una prioridad de iniciativas como el Anteproyecto de Ley de Estructuras Agrarias, promovido por la Generalitat Valenciana.
Desarrollo de la sesión
En la primera parte de la sesión, se ha contextualizado el interés de los asistentes por trabajar en innovación social en el ámbito de la gestión de tierras, presentando el GO Innoland, sus objetivos y dinámicas en el marco de la Asociación Europea para la Innovación (EIP). Posteriormente, se han presentado tres casos prácticos que abordan desde diferentes perspectivas y realidades la cuestión: los de la cooperativa Rural San Vicente Ferrer de Benaguasil, la Cooperativa Agrícola de Pego (Coopego) y la Cooperativa Oleícola Serrana del Palancia (Viver).
La segunda parte ha consistido en una dinámica grupal en la que los participantes han reflexionado sobre sus necesidades particulares para poner en marcha iniciativas de estas características, los problemas a los que se enfrentan para ello, el interés particular que puede tener en su caso, los puntos positivos y negativos de las experiencias presentadas en la jornada… Tras ello, se ha hecho una puesta en común de conclusiones y un resumen de las líneas de acción.
Líneas de acción
En la dinámica grupal se ha destacado la necesidad de que las cooperativas sean proactivas en la búsqueda, es decir, que no esperen a que los propietarios ofrezcan tierra. Para ello, se ha barajado la posibilidad de coordinar acciones con Ayuntamientos y Diputaciones para poder detectar parcelas que se ajusten a las necesidades de la cooperativa, conforme a una planificación estratégica establecida previamente. La planificación puede incluir, según casos particulares, protocolos comunes de cultivo, contratos-tipo para la cesión de parcelas y un objetivo temporal para que la cooperativa pase la gestión de los terrenos nuevamente a sus propietarios o a agricultores profesionales y se desvincule de la parte activa de la producción. 
Por último, se ha reflexionado sobre la necesidad de establecer en los contratos liquidaciones en forma de anticipo o de carácter selectivo (vinculadas a la calidad del producto obtenido).
Se ha hablado también de la necesidad de realizar reuniones en pequeños grupos con propietarios de tierra para exponer el proyecto, preferiblemente con el aval de resultados previos en caso de que los proyectos ya están en marcha. Se ha incidido en la importancia de generar sinergias y de desarrollar acciones de intercooperación en el marco de los proyectos de estas características
Sobre GO Innoland
En el Grupo Operativo Innovación Social en la Gestión de Tierras (GO Innoland) participan Cooperatives Agro-alimentàries de la Comunitat Valenciana, la Federación de Cooperativas Agrarias de la Región de Murcia (FECOAM), la Universitat Politècnica de València (UPV), la cooperativa Rural San Vicente Ferrer de Benaguasil, Anecoop y la Fundación Cajamar. El proyecto está financiado por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA), con cofinanciación de Fondos FEADER en el marco del Plan Nacional de Desarrollo Rural (PNDR) 2014-2020.

Tras el taller organizado el pasado viernes 29 de septiembre en la cooperativa Vega de Pliego (Murcia) y el desarrollado hoy en Valencia, las próximas citas del GO Innoland se celebrarán en Madrid y Almería.

No hay comentarios:

Publicar un comentario