viernes, 13 de octubre de 2017

La Diputación invertirá 224.000 euros en el Consorcio Valencia Interior para la modernización del sistema de recogida y gestión selectiva de residuos

+ TURIA | Las principales actuaciones irán relacionadas con la informatización de las redes de ecoparques para favorecer la implantación de equipos que incentiven económicamente a la ciudadanía en la recogida selectiva de residuos
La Diputación de Valencia, a través del Área de Medio Ambiente, destinará 223.852 euros a sufragar actuaciones de modernización en la recogida y la gestión selectiva de los residuos en el Consorcio Valencia Interior V3, el cual presta servicio a 61 municipios de las comarcas del Camp de Túria, la Hoya de Buñol, Requena-Utiel, Los Serranos y el Rincón de Ademuz. 

Estas actuaciones se enmarcan dentro del Plan de Mejora de Ecoparques, presentado recientemente por la vicepresidenta de la Diputación de Valencia, Maria Josep Amigó; la consellera de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural, Elena Cebrián; y el diputado de Medio Ambiente, Josep Bort, mediante el cual la Corporación provincial destinará una inversión global de 1.200.000 euros entre los cinco Consorcios de las comarcas de València con el objetivo de mejorar el proceso y tratamiento de los residuos sólidos urbanos.
Los usos que va a poder desarrollar el Consorcio con esta aportación del Plan de Mejora de Ecoparques resultan muy diversos y podrá acometer aquellas acciones que más se ajusten a sus necesidades. La vicepresidenta de la Diputación de Valencia, Maria Josep Amigó, ha avanzado que las principales actuaciones «irán relacionadas con la informatización de las redes de ecoparques, que permitirán, entre otras cuestiones, la implantación de equipos que incentiven económicamente a la ciudadanía en la recogida selectiva de residuos». 
También se podrán utilizar estos recursos para mejorar los procesos de gestión y tratamiento de los residuos, adquirir equipamiento o terrenos –tanto en las plantas de tratamiento como en los ecoparcs–, o para la mejora de los accesos.
Siguiendo con esta línea de modernización, los recursos se podrán invertir en adquirir ecoparques móviles con tecnología solar, así como adaptar las infraestructuras existentes a las energías renovables o acometer actuaciones de accesibilidad de las instalaciones, entre otras. «Un conjunto de acciones orientadas, todas ellas, a seguir caminando hacia la sostenibilidad ambiental en todo nuestro territorio», ha enfatizado la vicepresidenta.
La consellera de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural, Elena Cebrián, ha subrayado que este 1,2 millones de la Corporación provincial, unido al 1.290.000 euros que aportará su departamento, supone la primera inversión económica destinada a los Consorcios por parte de las administraciones públicas valencianas en los últimos 10 años, ya que hasta ahora era la ciudadanía la que asumía todo el peso de la gestión de residuos con el pago de las respectivas tasas.
Quien más recicla, menos paga
El diputado de Medio Ambiente, Josep Bort, ha destacado que mediante la presentación de este Plan «conseguimos dar un impulso inversor para que las infraestructuras ofrezcan una mejor respuesta a las necesidades de la ciudadanía y ante la preservación del medio ambiente».
Josep Bort ha detallado que el reparto de los 1,2 millones de euros que aporta la Diputación a este Plan de Mejora de Ecoparques se distribuirá entre los cinco Consorcios de Residuos que operan en las comarcas de València «atendiendo a criterios estrictamente objetivos». En concreto, estos parámetros serán el volumen de población a la que prestan servicio; la participación de la Diputación de Valencia en el Consorcio; la óptima gestión de los residuos mediante la contabilización del rechazo al vertedero; la colaboración o no con otros Consorcios; y la disponibilidad de infraestructuras como síntoma de buena gestión.
Este proceso de modernización y digitalización del servicio de tratamiento y recogida de los residuos sólidos urbanos «permitirá documentar el volumen y la frecuencia con que cada usuario recicla, introduciendo bonificaciones fiscales y reducciones en las tasas abonadas por la ciudadanía en función de su contribución al reciclaje. Quien más recicle, menos pagará», ha apuntado Josep Bort.
El responsable del Área de Medio Ambiente también ha detallado que entre los beneficios directos que percibirá la ciudadanía «se encuentra la reducción del coste de amortización de las infraestructuras, así como el coste resultante de la gestión y el tratamiento de los residuos que aparece reflejado en la tasa». Asimismo, «en la medida que el sistema de recogida de residuos sea más eficiente y selectivo, permitirá reducir el gasto derivado del transporte de los residuos a los vertederos», ha concluido Bort.

No hay comentarios:

Publicar un comentario