viernes, 27 de octubre de 2017

La Calderona vuelve a su Sierra

+ TURIA | El Ayuntamiento de Serra acogerá el acto de presentación de la novela histórica sobre la mujer del siglo XVII que dio nombre a estos parajes naturales valencianos
El Ayuntamiento de Serra acogerá el viernes 3 de noviembre la presentación del libro 'La Caldeona'. Se trata de una novela histórica basada en el personaje del siglo XVII que da nombre a la Sierra Calderona, uno de los emblemas naturales de la provincia.
Su autor, David Coronado que encabezará el acto de presentación, aporta en esta obra no solamente la recreación histórica novelada del personaje sino que da luz a una gran cantidad de datos procedentes de su labor investigadora.

La madre del "hijo de la tierra"
María Calderón (Madrid, 1611 - Madrid, 1678), llamada popularmente «La Calderona» y «Marizápalos», fue una afamada cantante y actriz de teatro, amante del rey Felipe IV y madre del bastardo real Juan José de Austria.
Su vida se suele confundir o mezclar con la de su hermana Juana Calderón, también cantante y actriz, a la que también se le atribuye la relación con el rey Felipe IV.
Felipe IV la conoció en el 1627, en su debut teatral en un corral de comedias de Madrid, el Corral de la Cruz. A la sazón La Marizápalos estaba ya casada, y era amante de Ramiro Núñez de Guzmán, duque de Medina de las Torres, viudo de la hija del Conde-Duque de Olivares.
Su relación con el rey la obligó a abandonar los escenarios en pleno éxito. Provocó algunos incidentes. Así el enfado de la reina Isabel de Borbón cuando el rey cedió a María un palco distinguido de la Plaza Mayor de Madrid para asistir a las festividades y espectáculos. A partir de entonces, la actriz fue puesta en lugar más discreto de la Plaza, que el pueblo bautizó como «balcón de Marizápalos».

Don Juan José de Austria, el hijo extramatrimonial del rey, nació en la madrileña calle de Leganitos, la noche del 6 al 7 de abril de 1629. A pesar de los deseos de María, a los pocos días fue apartado de su lado y entregado a una familia de confianza para su educación como príncipe. Fue entregado a una mujer de origen humilde llamada Magdalena que se trasladó con el niño a León, ciudad en la que pasó los primeros años de su vida y donde fue confiada su educación al poeta Luis de Ulloa, gran amigo del conde-duque de Olivares. Al haber sido la amante del duque de Medina de las Torres, se propagaron rumores tendentes a adjudicar al duque la paternidad del bastardo.
El niño fue bautizado como «hijo de la tierra» (esta era la forma en que se inscribían en el libro de bautizados a los hijos de padres desconocidos) en la parroquia de los Santos Justo y Pastor, actuando como padrino un caballero de la Orden de Calatrava, ayuda de cámara del rey.
En 1642, Felipe IV reconoció a don Juan José como hijo suyo.
Tras el nacimiento de don Juan, había terminado la relación entre el rey y la Calderona. Siguió en Madrid, hasta que se le ordenó ingresar en el monasterio benedictino de San Juan Bautista en Valfermoso de las Monjas, Guadalajara. Fue abadesa entre los años 1643 y 1646. Cuenta la leyenda que la Calderona huyó del convento y acabó sus días en la sierra que lleva su nombre situada al norte de Valencia en el camino de Aragón. Existe un documento del gremio de actores que certifica la muerte de la actriz María Calderón en Madrid en el año 1678 y de las limosnas que le pagó el gremio los últimos años en los que vivió en la pobreza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario