martes, 3 de octubre de 2017

El Consell alega que "la inacción en concesión autovías ha costado mucho dinero"

+ TURIA | María José Salvador denuncia el "peaje en sombra" utilizada por la anterior administración, por la que "las empresas hacían las obras y la Generalitat pagaba después un canon a lo largo de muchos años"
La consellera de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio, María José Salvador, ha denunciado que "la inacción y la falta de control del anterior gobierno con las concesiones de las autovías nos está costando mucho dinero a todos los valencianos".

La consellera ha explicado, a petición propia, en la Comisión de Obras Públicas de Les Corts "las consecuencias económicas que ha supuesto la dejación de funciones de la anterior Conselleria en la gestión de los peajes en sombra de la CV-95, la CV-35 o la CV-50".
Además, ha informado que "el Gobierno valenciano está actuando para revertir la situación en aquellos casos en los que se ha llegado a tiempo porque han pasado demasiado años sin que la administración haya actuado como corresponde".
Salvador ha explicado que con la modalidad de "peaje en sombra" utilizada por la anterior administración, "las empresas hacían las obras y la Generalitat pagaba después un canon a lo largo de muchos años que generaba una importante deuda pública así como el crecimiento exponencial de los costes para la Administración".
Según ha advertido la consellera, si se hubiesen ejecutado los tres contratos firmados bajo esa fórmula, la Administración a lo largo de los años de concesión, hubiera pagado 1.971 millones de euros, mientras que el presupuesto máximo de ejecución de las tres obras ascendía a solo 367 millones de euros.
Como consecuencia de la utilización de esta práctica, ha expuesto la consellera, la Generalitat ha sido condenada en marzo por la actuación del anterior Gobierno a indemnizar por lucro cesante a la empresa a la que se le adjudicó la construcción de una nueva Autovía en la CV-95, en el tramo Orihuela costa.
El pago de esta indemnización, que puede ascender a 9,5 millones de euros, se debe a que la anterior Conselleria renunció, en el año 2012, a ejecutar la obra de forma unilateral sin la opción de llegar a un acuerdo mutuo.
Ante esto, la consellera ha lamentado que "tengamos que pagar ahora todos los valencianos esta indemnización por la mala actuación del anterior gobierno y además sin que esta autovía se haya construido nunca".
Salvador ha hecho referencia a la resolución por mutuo acuerdo del contrato de concesión para la CV-50 en el tramo de la variante Benaguasil y la Autovía A-4, adjudicado en 20016.
De esta manera, la resolución contractual impulsada por el actual Consell se ha hecho por mutuo acuerdo con una indemnización de 2,62 millones de euros a la empresa contratista, que corresponde a los gastos de dicha actuación y que son potencialmente aprovechables para la Administración, así como el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales que pagó la empresa a la Generalitat en su momento.
En cuanto a la CV-35 entre Valencia y Losa del Obispo, la consellera ha manifestado que en julio de 2012, la anterior consellera Bonig acordó la suspensión temporal parcial sine die del contrato en una serie de aspectos.
Ahora, la actual conselleria ha levantado la suspensión del contrato para que vuelva a estar en vigor en todos sus términos, por tanto "estamos exigiendo a la concesionaria que cumpla con sus obligaciones, como por ejemplo mantener el alumbrado artificial de la Autovía", ha expresado Salvador.
Por otra parte, la consellera de Obras Públicas también ha explicado en la Comisión la situación de la N-332 y ha instado al Ministerio de Fomento a acelerar los trámites para el desdoblamiento de la N-332 a su paso por la localidad de Torrevieja.EFE

No hay comentarios:

Publicar un comentario