miércoles, 11 de octubre de 2017

El Ayuntamiento de Riba-roja recuperará dos tercios de las 46 palmeras de Peñasol que están afectadas por el picudo rojo

+ TURIA | Los ejemplares resultaron dañados con anterioridad a que el consistorio recuperara el uso público de la parcela
El Ayuntamiento de Riba-roja de Túria ya ha iniciado el protocolo de actuación para tratar contra el picudo rojo las 46 palmeras de las especies Phoenix Washintonias y Cycas que se hayan visto afectadas por la plaga en la parcela pública de Peñasol. Tras un primer análisis, el departamento de Medio Ambiente establecerá las medidas fitosanitarias obligatorias para el control y la erradicación de la plaga.

Los ejemplares se encuentran en la zona verde de 12.538 metros cuadrados, situada en el polígono industrial El Oliveral de Ribarroja del Turia, que fue recuperada para uso público hace tan sólo ocho meses, tras resolverse la fase concursal de la mercantil Peñasol SL
Según el informe elaborado por el técnico municipal de Jardinería y Paisajismo, "ninguno de los ejemplares dañados está considerado" singular o ejemplar ", según la Ley de Patrimonio Arbóreo Monumental". Además, señala el documento, "las palmeras mayormente afectadas están descapçades y sus palmas totalmente secas, lo que nos lleva a considerar que estén afectadas desde hace mucho tiempo".
Según se desprende del informe técnico, la mercantil que explotó el Complejo Peñasol sería el único responsable de las palmeras afectadas por el picudo rojo, al no realizar el correspondiente tratamiento.
El Ayuntamiento mantuvo una relación contractual durante años con la empresa Peñasol. Este contrato público establecía el pago de 1.200 euros -200.000 pesetas de la época- revisables anualmente con el índice de precios al consumo (IPC) para que la mercantil pudiera construir en la parcela zonas ajardinadas, deportivas y un anexo para ampliar el uso de restauración.
De este modo, los propietarios del complejo deportivo y de restauración pudieron ampliar sus instalaciones con el alquiler de esta zona municipal por esa módica cantidad de dinero que significaba el pago de alrededor de 100 euros mensuales por el uso y disfrute de los 12.538 metros cuadrados y que explotó gracias a su inmejorable ubicación junto a la autovía nacional III.
El complejo cerró sus puertas al público en abril de 2016 y se declaró en suspensión de pagos. Sin el juez impidió la entrada del Ayuntamiento en las instalaciones hasta que no sea resuelta la fase concursal, situación que se prolongó hasta hace 8 meses.
El alcalde de Riba-roja, Robert Raga ha denunciado la forma de proceder de los antiguos responsables políticos con este contrato, "nuestro gobierno nunca hubiera realizado la concesión en estos términos, que generaron durante años a la mercantil unos beneficios desorbitados por un canon irrisorio de 1.200 euros anuales ", asegura el alcalde, quien ha acusado al portavoz de Ribarroja Puede, Rubén Ferrer de" crear alarma social, a través de la demagogia con el único interés de desprestigiar la gestión de este gobierno en temas como la protección del medio ambiente y concretamente en el arbolado, en el que estamos realizando un destacado y reconocido trabajo ", matiza Raga.
Según el informe del técnico de Jardinería municipal, de los 54 ejemplares de palmácea los géneros Phoenix Washintonias y Cycas, 8 se encuentran en una zona privada y 46 en la zona pública, de las que "1/3 son muertas como consecuencia de la afectación del picudo ".
Del mismo modo, el Ayuntamiento ya está actuando en la Balsa de Rea, después de recuperar esta parcela pública gracias a la anulación del convenio que mantenía con la mercantil Círculo Paral•làctic S.L
Desde el año 2005, esta mercantil firmó un convenio con el entonces gobierno del PP para disfrutar del uso terciario de este emplazamiento durante 25 años. Allí ubicó una discoteca que tuvo como nombres Baobab y Oasis, en la que se produjeron distintos altercados y situaciones violentas.
Ahora, el objetivo del gobierno local es reconvertir la zona en un jardín botánico que recupere el paraje. "Ribarroja es rica en ejemplares arbóreos, no sólo en estas dos zonas sino en la Avenida de Paz, donde el tratamiento periódico que realizamos en las palmeras ha evitado que se vean afectadas por alguna plaga", asegura Robert Raga
Ribarroja cuenta actualmente 26 ejemplares incluidos en el catálogo de árboles monumentales de la Comunidad Valenciana. Un trabajo incluido en el proyecto EcoRiba, con el objetivo de dinamizar el municipio mediante iniciativas paisajísticas que permiten una protección del rico patrimonio natural de Ribarroja.
Reacción desde Podemos Riba-roja
Desde el grupo de Riba-roja Puede han lamentado "que el Alcalde esté más preocupado en su imagen pública que en cuidar el patrimonio natural".
"En la nota de prensa enviada hoy por el equipo de gobierno ha venido a reconocer que un tercio del palmeral de Peñasol ha muerto, y que "ahora" se van a poner a hacer frente al picudo en el resto del mismo, cuando hace meses que les advertimos del peligro de la plaga que ya había contaminado a algún ejemplar y que con los calores del verano se podía extender al resto del mismo.
Pues, a buenas horas se ponen a exterminar la plaga"
"En cualquier caso, hicieron caso omiso a nuestras advertencias y ahora, cuando lo llevamos a la prensa y cuando el daño es irreparable se ponen manos a la obra, yendo siempre a remolque. Sólo actúan por denuncias en juzgados y en los medios de comunicación, si hacemos ruegos en los plenos y mociones no nos tienen en cuenta, y si lo decimos en la prensa nos acusan de alarmistas y demagogos, cuando ellos mismos, y los informes técnicos, están reconociendo la muerte de un tercio del palmeral, aunque nosotros consideramos que alcanza a la mitad del mismo"
"Lo que es irrefutable es que hay muchos ejemplares, como se puede ver en las fotografías que enviamos hace unos días, que no tienen las hojas secas y que están mortalmente atacados por el insecto, con lo que es radicalmente falso que las palmeras estuvieran todas contaminadas por el propietario anterior, puesto que estamos hablando que la concesión ha vuelto al Ayuntamiento desde hace como mínimo 10 meses. Así consta en la nota de prensa del 20 de diciembre de 2016 en la que presumían de haber recuperado la zona verde para los vecinos. Aunque por lo visto, más bien la han recuperado para dar de comer a los picudos."
"Si se va a poner ahora a rescatar las palmeras que quedan, enhorabuena, pero ya podría haberse puesto hace meses cuando lo denunciamos y no ahora pasado el verano"
"Si dicen que el mal viene del propietario anterior, nos preguntamos por qué no hicieron ningún tratamiento contra el picudo desde el primer momento que tomaron posesión de la parcela y vieron que estaba contaminado el palmeral y se esperaron a actuar tras nuestra denuncia del pasado fin de semana"
"Sólo nos faltaba oír que encima vamos a tener nosotros la culpa. De eso es especialista el alcalde,  su dejadez y la del equipo de gobierno la pretende repartir por los que estamos haciendo nuestro trabajo de oposición y denuncia"

No hay comentarios:

Publicar un comentario