domingo, 15 de octubre de 2017

Casas Altas, escaparate para la fruta del Paraíso

+ TURIA | La V Fiesta de la Manzana Esperiega volverá a ofrecer el fin de semana del 4 y 5 de noviembre los sabores y las tradiciones del Rincón de Ademuz
Casas Altas tomará el relevo de Torrebaja y se convertirá los días 4 y 5 de noviembre en la capital provincial de la manzana esperiega.
El Rincón de Ademuz es símbolo de historia, tradición, cultura y patrimonio, atractivos todos ellos que tienen además un aliciente añadido, como es la exquisita gastronomía de la que puede presumir esta comarca del interior valenciano (la "primera comarca valenciana", como les gusta matizar a sus vecinos).

 Y entre la variedad de productos y sabores locales destaca uno, por su singularidad, que se ha convertido en símbolo comarcal: la Manzana Esperiega.
Será el fin de semana del 4 y 5 de noviembre cuando Casas Altas se convierta en capital del Rincón en la que será la quinta edición de la Fiesta de la Manzana Esperiega, un evento que alrededor de la "fruta del Paraíso" ofrecerá un completo programa de actividades para todos los públicos y edades.
Los actos arrancarán el sábado 4 a las 11:00 h. con la inauguración oficial de la feria y la apertura del mercado de productos agroalimentarios y de artesanía que podrá visitarse a lo largo de todo el fin de semana. Rutas senderistas, cuentacuentos, visitas guiadas a Casas Altas, exhibición ecuestre, mesas redondas, baile o juegos tradicionales completan las propuestas para saborear el Rincón durante dos días que se completarán con talleres y exposiciones para acercarse a la artesanía tradicional local.
La V Fiesta de la Manzana Esperiega está organizada por la Asociación Turística del Rincón de Ademuz (ATRA) en colaboración con el Ayuntamiento de Casas Altas y la Mancomunidad comarcal.
La Reina de las Manzanas
La manzana esperiega se cultiva exclusivamente en el Rincón de Ademuz y es considerada como "la reina de las manzanas".
Debido a las características climatológicas de la comarca del Rincón de Ademuz, se cultivan unas manzanas de calidad que aportan una dulzura y un aroma únicos, la Esperiega una variedad autóctona que sólo se desarrolla y se puede cultivar en el Rincón de Ademuz. La Esperiega es una manzana de pulpa muy dura, azucarada y por ello "más buena de comer", de buena presencia y que no necesita cámara para mantenerse. De esta forma su recolección comienza a mediados de octubre y se pueden mantener por sí mismas, hasta abril o mayo. Tras la recolección, la manzana debe permanecer unos 20 o 30 días en casa para transformarse y así su color rojo se hace más vivo y el verde se transforma en amarillo.
La Esperiega es la variedad que en otros lugares se conoce como las "manzanas heladas", pues el azúcar que contiene se cristaliza y da una sensación de ser hielo. La manzana Esperiega es más tardía en su floración respecto del resto de variedades. Su recogida también se desarrolla más tarde y es la variedad que mejor aguanta el frío, y la conservación dura varios meses sin necesidad de refrigeración.

No hay comentarios:

Publicar un comentario