viernes, 8 de septiembre de 2017

La Diputación iniciará en 2018 la expropiación de los terrenos para la ejecución de las dos rotondas de la CV-370 entre Manises y Riba-roja

+ TURIA | El diputado de Carreteras ha visitado junto al alcalde las infraestructuras viarias pendientes, entre ellas el único punto negro de la Red Provincial de Carreteras
El único punto negro de la Red Provincial de Carreteras tiene los días contados. Se trata del tramo situado en la CV 370, en la intersección de la Carretera Manises-Riba-roja con el by pass. El área de Carreteras de la Diputación de Valencia ya dispone de un proyecto para la ejecución de dos rotondas en este tramo que mejorarán notablemente la seguridad vial de los miles de vehículos que transitan diariamente por esta carretera.

El proyecto ya está encima de la mesa del Ministerio de Fomento, quien tendrá que dar el visto bueno para seguir su tramitación.
Así lo ha confirmado el diputado de Carreteras, Pablo Seguí que ha visitado esta mañana las infraestructuras pendientes en nuestro municipio acompañado del alcalde de Riba-roja, Robert Raga y los concejales de Urbanismo, Teresa Pozuelo y Transportes y Movilidad, Rafa Gómez.
Seguí ha anunciado que la próxima semana tiene una reunión prevista con Fomento “nuestra pretensión es iniciar las expropiaciones de los terrenos en 2018 y dar solución, con especial urgencia al único punto que nos queda de la red provincial, conscientes de las complicaciones que ha tenido por el tema de la tubería del EMHSI”
Para el alcalde de Riba-roja, “éste es una de las prioridades para nuestro municipio, son muchos vecinos y vecinas los que circulan diariamente por este tramo que ya ha contabilizado numerosos accidentes”.
Otras de las obras importantes que afectan a la seguridad vial de los vecinos y vecinas de Riba-roja son las rotondas y el carril bici que comunicarán el casco urbano con La Eliana, La Pobla de Vallbona y las urbanizaciones de la zona norte.
Este proyecto entrará en exposición pública en un mes y se licitarán las obras, cuya finalización está prevista para el segundo semestre de 2018.
Respecto a la mejora de la accesibilidad de los vecinos de la Reva y de los trabajadores de las empresas de los polígonos de El Oliveral y zona sur, la Diputación estudiará una solución técnica que evite las aglomeraciones en horas punta. “Tanto los vecinos de La Reva como los trabajadores llevan padeciendo durante años las dificultades del los embudos de la zona industrial y nuestro objetivo es poder resolver esta problemática con una solución que garantice la seguridad vial”, asegura Robert Raga.

No hay comentarios:

Publicar un comentario