viernes, 25 de agosto de 2017

Llíria vive un día histórico con la séptima etapa de La Vuelta 2017

+ TURIA | Vecinos y visitantes viven en directo la emoción de la salida de la séptima etapa de la prueba ciclista por las calles y patrimonio de la ciudad edetana
Ca la Vila, la fachada de la Parroquia de la Asunción, las Termas Romanas de Mura y el Santuario Oracular han sido los puntos estratégicos de un recorrido inicial privilegiado para el pelotón de la séptima etapa de La Vuelta 2017.

A las 12:15, los ciclistas arrancaban la etapa más larga de la competición, de 207 kilómetros, desde Pla de l‘Arc, con un recorrido neutralizado inicial por las calles más emblemáticas de la localidad edetana hacia la CV-35, en dirección a la ciudad de Cuenca, donde finaliza la etapa.
Minutos antes, el alcalde de Llíria, Manolo Civera, y el Presidente de la Diputación de Valencia, Jorge Rodríguez, junto al director de La Vuelta, Javier Gullén, han dado la señal de inicio de la prueba cortando la cinta de la línea de salida.
Desde las 10:15 horas, vecinos y visitantes han disfrutado, por primera vez, de una jornada en la que deporte, pasión ciclista y música han sido los denominadores comunes. Durante la mañana, la zona de equipos y de control de firmas ha sido accesible para todo el público, espacios en los que se ha podido ver de cerca a los mejores ciclistas del pelotón internacional del momento y vivir conjuntamente el ambiente festivo previo a la prueba. Todo, amenizado por las bandas juveniles de la Primitiva y la Unión Musical.
 “Ha sido la gran fiesta del deporte y por primera vez Llíria ha sido el centro de todas las miradas para espectadores de todo el mundo, una oportunidad inmejorable para mostrar nuestro carácter acogedor, nuestra rica historia y las ganas de seguir siendo una ciudad de referencia”, ha señalado el alcalde, Manolo Civera.


No hay comentarios:

Publicar un comentario