lunes, 14 de agosto de 2017

El Centro de Estudios La Serranía da su apoyo al cronista de Villar del Arzobispo

+ TURIA | El CELS denuncia la "actitud censora" de la Comisión de Fiestas que provocó la retirada de un escrito que se le solicitó para el libro oficial de fiestas
El rechazo de un escrito remitido para el libro de fiestas de Villar del Arzobispo por parte de la comisión de festeros que organiza las actividades de verano en el municipio serrano, "pone de manifiesto la arbitrariedad con que estas comisiones suelen actuar y es por ello que el Centro de Estudios la Serranía se decanta por la posición adoptada por el cronista de la villa".

Así lo denuncia el CELS en un comunicado en el que asegura que "ante este episodio de censura que ha padecido el Cronista Oficial de Villar por parte de la Comisión de Fiestas, pretendiendo corregir un escrito suyo sobre la necesidad de recuperar el habla churra y el rechazo sufrido por este, el CELS se pone del lado de la libertad de expresión y la cordura".
El tema reservado para el Cronista de la Villa era uno muy del gusto de éste, sobre todo porque se encuentra trabajando desde hace años en él: la recuperación del habla churra. No obstante, la sorpresa se produjo cuando dos días después de haberlo remitido, fue informado del acuerdo tomado por parte de la subcomisión del programa de fiestas que, según parece, había causado cierta conmoción.
De esta manera, comunicaban al mencionado cronista que el artículo "les había gustado, pero abusando de su amabilidad y esperando que no se molestara, le pedían retirar el principio del mismo por entender que podía molestar a algún sector de la población".
"Más allá del hecho ridículo que supone en sí que haya molestado la alusión del Cronista al artículo sobre la pérdida de las fuentes de Cabiscol y de Raimundo, subyace en el acto de esta “Comisión Censora” según el interesado (el Cronista Oficial de Villar), “una actitud totalmente antidemocrática y poco respetuosa con el trabajo realizado”.
Dadas estas circunstancias, el Centro de Estudios la Serranía, enterado del hecho que se denuncia, ha querido mostrar su máxima indignación no sólo por esta situación “ridícula” provocada por la Comisión de Fiestas del 2017, sino por la desproporción existente ante la negativa del autor a realizar ninguna corrección al artículo mencionado.
En este sentido, el CELS manifiesta que “no corren tiempos para continuar dejando en manos de comisiones, de festeros y festeras, de quintas o de cofradías, nuestras fiestas mayores y se ha de pensar en clave abierta y se ha de procurar abrir puertas y ventanas a la creatividad”.
Para el CELS, “las cofradías, los grupos de jóvenes, las quintas nos han traído hasta el declive de la calidad de los actos que se organizan” y por ello se debe poner imaginación a las fiestas locales, porque pueden ayudar a poner en valor los pueblos de esta comarca históricamente olvidada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario