lunes, 3 de julio de 2017

Riba-roja halla en una nave municipal decenas de cajas abandonadas con material escolar por estrenar

+ TURIA | La mayoría de los instrumentos localizados datan de 1999, 2000 y 2001 de entregas realizadas por el gobierno del Partido Popular
El Ayuntamiento de Riba-roja de Túria ha localizado en una nave municipal decenas de instrumentos musicales y material escolar que permanecían abandonados en cajas precintadas y embaladas desde el año 1999. El material localizado podría estar valorado en más de 20.000 euros y estaba destinado a los alumnos de los centros educativos que el entonces equipo de gobierno del Partido Popular evitó entregar.

El almacén propiedad del ayuntamiento donde ha aparecido el material ocupa una extensión de 400 metros cuadrados y permanece en desuso desde hace años. Sin embargo, ahora se han descubierto en su interior decenas y decenas de cajas de cartón apiladas y esparcidas por todo el espacio que contienen todo el material educativo que en su momento el consistorio presidido por el ex alcalde Francisco Tarazona, del PP, no entregó a los colegios públicos.
La mayoría de las cajas localizadas por los operarios municipales llevan en su exterior la inscripción de la empresa pública Ciegsa, la encargada por la Generalitat del ex president Francisco Camps de construir los centros educativos de la Comunitat Valenciana y cuya gestión supuso sobrecostes y un despilfarro económico valorado, según algunos estudios, en más de 1.000 millones de euros.
En Riba-roja, esta empresa pública se encargó de la construcción del colegio Camp de Túria. Sin embargo, mucho de los materiales que datan de los años 1999, 2000 y 2001 -según figura en la mayoría de las cajas halladas- no fueron nunca entregados a la dirección de este colegio ni de ningún otro por decisión única y exclusiva del gobierno del PP, cuya concejala de Educación es la actual portavoz del PP, María José Ruiz.
El material escolar localizado en la nave se puede clasificar en diversos niveles, temáticas y asignaturas. Entre ellas destacan las destinadas a actividades deportivas como canastas, colchonetas y material diverso como redes y postes para usos múltiples. Además, también se han localizado diversos materiales para actividades lúdicas enfocadas a los alumnos de infantil de algunos centros educativos de Riba-roja.
Entre el material abundan los instrumentos musicales como timbales, bombos, panderos, cajas metálicas, xilófonos, metalófonos, juegos de bongos o mazas para timbales, la mayoría de ellos destinados a los alumnos de los ciclos educativos de primaria. A pesar del paso de los años presenta un aspecto óptimo para el uso inmediato por parte de los alumnos de los colegios de Riba-roja.
Los alumnos de secundaria que estudian las asignaturas de biología y química podrán emplear buena parte del material recuperado por el actual gobierno de Riba-roja, entre el que destacan colecciones completas de fósiles, rocas y minerales, microscopios de alta precisión, dinamómetros, balanzas de tres vigas, varillas de soporte, pipetas, embudos de decantación, pinzas de madera, morteros, jeringas, probetas, refrigerantes, matraz, cuentagotas, tubo de ensayo, vasos y agitadores, entre otros muchos.
El actual equipo de gobierno de Riba-roja de Túria -formado por el PSPV, Compromís y Esquerra Unida- ha denunciado que el material localizado carecía del pertinente inventario municipal que pudiese acreditar su procedencia y su posterior destino desde el momento en el que se depositó en el citado almacén municipal. Por ello, el gobierno local ha anunciado que se realizará un inventario de todo el material y, posteriormente, se entregará a los centros educativos del municipio.
El concejal de Educación, Miquel Castillo, ha lamentado "el escaso valor que los políticos del Partido Popular han concedido a la educación de nuestros jóvenes durante los 20 años que han gobernado nuestro municipio, por ello deberían pedir perdón porque durante muchos cursos se les ha privado de utilizar material para su educación".
Castillo ha añadido que "especialmente grave es la situación de la portavoz del PP María José Ruiz que permitió tales tropelías en materia de educación al frente del departamento, sin olvidar que en su momento Ciegsa construyó el colegio Camp de Túria tras más de nueve años en barracones y con unas instalaciones en las que deben soportar más de 33 grados de temperatura".
Según el concejal de Educación, el ninguneo de la administración autonómica en la época del PP "llegó al punto de que el quinto colegio público previsto en Riba-roja no se materializó nunca a pesar de que tenía asignado ya el personal docente, sin embargo, la adjudicación del proyecto se esfumó por arte de magia".

No hay comentarios:

Publicar un comentario