lunes, 17 de julio de 2017

Indignación por la paralización del voluntariado antiincendios durante más de un mes

+ TURIA | La Consejería de Medio Ambiente decidió temporalmente suspender el servicio tras la muerte de un participante en Calles
La temporada de incendios forestales comenzó de forma trágica en la Comunidad Valenciana, al morir un voluntario que trabajaba en la zona montañosa de Chelva y Calles. La Generalitat decidió suspender entonces ese servicio de voluntarios de forma temporal, pero la medida se está alargando.

“Cuando la Consejería de Medio Ambiente decida reanudar el servicio de voluntariado de prevención de incendios puede que ya haya pasado el verano, pues a estas alturas todavía no tenemos noticias, casi mes y medio después de suspenderse el servicio y en pleno verano”, ha expresado un voluntario a El Confidencial Autonómico.
“Lo único que sabemos los voluntarios, a través de algún compañero, es que parece que se nos pedirá presentarnos a los que deseemos continuar, en fecha por determinar, y que quien no se presente dejará de ser voluntario del servicio”, afirma a este digital.
“Resulta indignante que todavía no se haya dado una explicación oficial a la muerte del voluntario, si tenía las condiciones físicas para esa tarea, si se incumplió gravemente la legalidad, y todo ello aumenta las sospechas de sindicatos, voluntarios y vecinos”, subrayan desde el sindicato UGT, que ya alertó de que desempeñaban esas tareas personas con discapacidad psíquica procedentes de pisos tutelados o proyectos de reinserción, y sin la necesaria dirección y apoyo de profesionales de la prevención de incendios.
200 voluntarios a la espera
Tal como informó este digital el pasado 11 de junio, el fallecimiento de un voluntario el martes 6 de junio llevó a la Consejería de modo inmediato y al día siguiente a suspender temporalmente la tarea de 200 voluntarios en la Comunidad Valenciana, integrados en la empresa pública VAERSA, que están a la espera de que se les convoque para reanudar su trabajo, por el que perciben unos 140 euros mensuales – en concepto de dietas y desplazamientos - trabajando 3 ó 4 días a la semana en jornada completa.
Según han expresado a ECA fuentes municipales de localidades montañosas de la Comunidad Valenciana – la provincia de Castellón es la segunda provincia más montañosa de España -, “el abandono de los montes valencianos es preocupante, los voluntarios llevan a cabo una tarea meritoria y han llegado los incendios sin que la Consejería reaccione”. LEER NOTICIA COMPLETA

No hay comentarios:

Publicar un comentario