miércoles, 7 de junio de 2017

Riba-roja reutilizará aguas residuales para abastecer a 800 empresas, regar campos agrícolas y combatir los incendios en la Vallesa

+ TURIA | El programa prevé implantar un sistema transversal para que los 5 millones de metros cúbicos que se vierten actualmente al río Turia se puedan reconducir para beneficiar al sistema productivo
El Ayuntamiento de Riba-roja de Túria reutilizará los 5 millones de metros cúbicos de aguas residuales que genera actualmente cada año la localidad para destinarlos a un uso industrial, ambiental y agrícola con el objetivo de impedir posibles consecuencias sobre el entorno natural más inmediato. El programa prevé implantar un sistema transversal para que estas aguas que se vierten actualmente al río Túria se puedan reconducir para beneficiar al sistema productivo.

Este es uno de los proyectos más importantes que se ha presentado esta mañana en el castell de Riba-roja en el marco de la jornada titulada "Economía Circular. París 2030. Clave en la Sostenibilidad Local", organizada por el Ayuntamiento de Riba-roja, la Federación Española de Municipios y Provincias, la Red Española de Ciudades por el Clima y la Federación Valenciana de Municipios y Provincias.
El acto ha contado con una nutrida representación institucional, encabezada por el alcalde anfitrión de Riba-roja, Robert Raga; el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, a la sazón presidente de la Red Española de Ciudades por el Clima; Francisco Javier Márquez, alcalde de Jaén; Raquel Sánchez, alcaldesa de Gavá; Sandra Gómez, primera teniente de alcalde del Ayuntamiento de València; la alcaldesa de Benicàssim, Susana Marqués; y el alcalde de Vedra, Carlos Martínez; así como representantes de otros municipios valencianos como Quart de Polet o Benifairó de les Valls.
Además, también han participado miembros de la Universitat de València, de la coordinadora en defensa de los bosques del Túria y directivos de numerosas empresas ubicadas en los polígonos industriales de Riba-roja.
Uno de los beneficios más importantes de este ambicioso proyecto pasa por reducir drásticamente los costes económicos que suponen al año para el ayuntamiento los vertidos incontrolados de aguas residuales sobre el río Túria así como dar servicios a sectores tan necesarios como las industrias de los polígonos del área sur, los campos agrícolas del término municipal así como combatir posibles incendios en el parque de la Vallesa, el parque natural del Túria y el propio río.
Las tres depuradoras que operan actualmente se encargan de tratar los 5 millones de metros cúbicos que generan al año las viviendas del casco urbano y de las áreas residenciales de Riba-roja así como las 800 empresas de los polígonos industriales de la zona sur, además, de dar servicio a las vecinas localidades de Vilamarxant, l'Eliana, la Pobla de Vallbona y San Antonio de Benagéber. Su función futura pasa por la depuración de las aguas para usarlas, una vez tratadas, en las más de 100 hectáreas de terrenos agrícolas adyacentes a la propia depuradora así como convertirlas en una herramienta eficaz en la lucha contra los incendios en la Vallesa, un pulmón verde del área este.

El equipo de gobierno de Riba-roja pretende implicar en este importante proyecto a las asociaciones empresariales, a las entidades agrícolas y a los grupos ecologistas del municipio como eje fundamental para garantizar el éxito del mismo, pionero en el ámbito de la Comunitat Valenciana por su carácter transversal ya que en una misma iniciativa se da servicio a la industria local, a la agricultura ecológica encaminada a servir productos al ámbito educativo entre otros y, por último, a las más de 800 industrias de los polígonos con una reducción notable en costes económicos.
El alcalde de Riba-roja de Túria, Robert Raga, se ha comprometido en la reunión mantenida con los municipios que forman parte de la Red Española de Ciudades por el Clima a auspiciar proyectos e iniciativas que "nos permitan cumplir con todas las exigencias que nos hemos marcado de cara a reducir en un 40% las emisiones de dióxido de carbono hasta el año 2030 en la declaración de París, por ello es muy importante que entre todos ayudemos a reutilizar los recursos que empleamos a diario en nuestro sistema productivo como única opción viable para nuestra supervivencia".
La jornada celebrada este martes en el castell de Riba-roja ha servido para poner en común y divulgar todas aquellas iniciativas y proyectos que las diversas administraciones y entidades públicas están llevando a cabo actualmente en su ámbito de actuación para reducir el impacto sobre nuestro medio ambiente así como saber reutilizar los recursos naturales que se emplean en el tejido empresarial y económico.
El Ayuntamiento de Riba-roja ha aprovechado la ocasión también para adelantar otro proyecto innovador en la localidad como la implantación de un sistema de recogida de envases ligeros que se incluiría en el actual sistema de residuos sólidos, de forma que con a los actuales depósitos de recogida de restos orgánicos se añadirá un segundo contenedor para la recogida y posterior tratamiento de los envases ligeros, entre los que destacan las botellas de plástico, las latas y los brics, los cartones para bebidas y los envases mixtos, entre otros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario