jueves, 15 de junio de 2017

Las brigadas de Divalterra incrementan las horas de vigilancia para prevenir incendios

+ TURIA | Además de la labor de vigilancia, tanto desde los puntos habilitados como en ruta, se refuerza la presencia en áreas recreativas
Las brigadas forestales de Divalterra han comenzado hoy el plan de trabajo para los meses de verano, que supone un incremento de las horas de vigilancia con el objetivo de minimizar el impacto de los conatos de incendio que pudieran producirse.

El objeto principal de esta actividad es localizar fuegos incipientes lo antes posible para que se pueda actuar con rapidez, así como reducir las situaciones que puedan suponer un riesgo de incendio.
De esta manera, las brigadas de Divalterra se integran en la Campaña de Prevención y Extinción de Incendios Forestales que establece cada año la conselleria de Gobernación y que supone un cambio en la distribución del trabajo diario: por la mañana se realizan labores normales de silvicultura, para pasar en horario vespertino a la vigilancia.
De igual modo, hasta el próximo 30 de septiembre, los días en que se haya establecido alerta 3 por riesgo extremo de incendios forestales, las brigadas se dedicarán exclusivamente a labores de vigilancia, tanto desde los puntos asignados como en ruta.
La gerente de Divalterra, Agustina Brines, ha apuntado que la importancia de la labor de vigilancia de las brigadas forestales reside en “prevenir incendios, informar y concienciar a los visitantes del monte sobre las normas que deben respetar, evitar la acumulación de basuras en las zonas forestales, controlar las acampadas en zonas no autorizadas y facilitar el correcto uso recreativo del monte”.
Por su parte, el responsable de Gestión Forestal y del Medio Rural, Manuel Carot, ha destacado “la importante implantación territorial de las brigadas forestales, algo que facilita la rápida actuación frente a cualquier eventualidad que ponga en peligro nuestros montes”, y ha resaltado “la relevancia de las rutas de supervisión, especialmente en las zonas con gran afluencia de personas, y que además permiten que las brigadas conozcan aún mejor el territorio y sus comunicaciones”.
Áreas recreativas
Uno de los puntos fuertes de la vigilancia se da en las áreas recreativas y lugares que reciben grandes cantidades de visitantes. Entre los objetivos de los brigadistas está la de vigilar los paelleros y zonas de preparación de comida, así como informar a los usuarios del monte y del entorno de las normas a cumplir.
Vigilancia de tormentas
Las brigadas de Divalterra también realizan en periodo de vigilancia un seguimiento de las tormentas con aparato eléctrico para observar, en la medida de lo posible, la caída de los rayos, y es que en el caso de tormenta seca, la probabilidad de incendio forestal es muy alta. Por ello, prestarán especial atención en las zonas afectadas y se visitarán para comprobar si hay algún rayo latente.
Puntos de vigilancia
Las brigadas cuentan con puntos de vigilancia en puntos altos de la provincia de Valencia que complementan al resto de medios y que les permiten avistar una gran cantidad de terreno, y de esa manera poder detectar humos sospechosos que pudieran desencadenar en incendios forestales.
En caso de localizar un conato, las brigadas se lo comunican a la central de Consorcio Provincial de Bomberos, quien los moviliza si es necesario a través de los coordinadores de brigadas. 





No hay comentarios:

Publicar un comentario