miércoles, 14 de junio de 2017

Doce jardines efímeros decorarán Aras de los Olmos durante seis semanas

+ TURIA | Del 17 de junio al 31 de julio se celebrará el certamen “Aras en Flor”, que también englobará talleres y jornadas naturalistas
Hace un mes el Ayuntamiento de Aras de los Olmos estrenaba el concurso ”Aras en flor” con el objetivo de decorar distintos espacios del municipio con motivos florales y ahora las propuestas presentadas tomarán las calles para hacerse realidad.

Desde el 17 de junio al 31 de julio, 12 rincones del pueblo se convertirán en jardines efímeros que llenarán de vistosidad el municipio, gracias a la iniciativa “Aras en flor”. Los participantes que presentaron sus proyectos al concurso se encargarán de materializarlos con la supervisión del personal técnico del Jardín Etnobotánico.
Este evento, organizado por la Fundación El Olmo con la colaboración del Ayuntamiento de Aras de los Olmos y la Plataforma “Amigos del Paisaje”, tiene como filosofía decorar las calles de Aras con materiales que se pudiesen obtener del propio municipio y que aportasen naturalidad al ambiente. En definitiva, mantener la idiosincrasia del espacio conservando la relación histórica del pueblo con su entorno paisajístico mediante flores, ramas cortadas de sabina o travina, balas de paja o piñas.
Propuestas del concurso
Además de los proyectos que ganaron los 3 primeros premios del concurso, también se llevarán a cabo las 9 propuestas restantes que participaron, de modo que todos los profesionales que pusieron su granito de arena en este certamen, vean hecha realidad sus planificaciones.
La primera propuesta premiada por el jurado fue “Sazón hace trigo que no barbecho mullido”, de José Francisco Vaamonde, presentado por el estudio de paisajismo Tineo Ingeniería y que consiste en la construcción de un reloj solar con esparto, paja, piedras o piñas entre otras plantas. En segundo lugar quedó “El balcón de Aras”, de Pilar Llop, una zona de recreo con balas de paja decoradas con macetas autóctonas de lavanda y romero. Y el tercer galardón fue para “Caracol”, de Salomé Castro, un caracol vegetal realizado con begonias, caléndula, petunias o lavanda, entre otras especies.
Entre el resto de propuestas se encuentran también un tren hecho con palés y decorado con flores; unos ciervos en medio del campo construidos con madera; un espacio de descanso de día y noche decorado con plantas vivas y una constelación elaborada por los propios vecinos simulando el cielo de Aras; o distintas figuras geométricas que decoran las calles engalanadas con flores, madera y otros materiales rústicos de la localidad.
Corrales y pajares, las eras y el molino de la central, la Iglesia de Nuestra Sra. de los Ángeles, el olmo de la plaza, la calle Cortijo o la Ermita del Santo Cristo serán algunos de los espacios que se ofrecen para decorarse este verano.
Talleres y jornadas semanales
La celebración “Aras en Flor” no solo se centrará en el paisajismo de las calles del pueblo, sino que englobará múltiples actividades y jornadas durante los meses de junio y julio, de temática como la astronomía, botánica o naturaleza. Estas actividades contribuirán a que todos los vecinos de Aras puedan participar y aprender sobre el ecosistema que envuelve a la localidad.





No hay comentarios:

Publicar un comentario