domingo, 25 de junio de 2017

Disciplina militar en el campamento de verano

+ TURIA | Benagéber retoma la actividad del centro de adiestramiento para niños diseñado por ex boinas verdes de la Unidad de Operaciones Especiales / Los instructores prohiben el móvil, la televisión, el ordenador y los videojuegos e inculcan valores como lealtad, respeto y compañerismo
"Tendrás vacaciones totalmente diferentes". Con este mensaje los responsables del campamento de orientación militar Tercios de Lezo han seducido a niños y jóvenes para que durante 15 días de verano se olviden de ordenador, televisión, móvil y videojuegos.

Diseñado por ex boinas verdes de Unidad de Operaciones Especiales (UOE), tal como informa el diario EL MUNDO,  el proyecto promete experiencias alejadas del confort cotidiano. «Ofrecemos promesas austeras pero auténticas», según expone uno de los responsables del Tercio de Lezo Dionisio Ruiz, quien se lamenta de que la juventud ya no da valor a las cuestiones más sencillas.
«Veremos salir el sol y la luna casi todos los días, nos cansaremos, pasaremos sueño, nos mojaremos, nos llenaremos de fango, sudaremos, haremos servicios de imaginaria -guardias nocturnas-, realizaremos ejercicios únicos y exclusivos, sufriremos las molestias de alguna ampolla...».
Un menú no muy atractivo pero que genera gran interés entre los jóvenes de edades comprendidas entre los 13 y 24 años en los que ya se ha despertado la vocación por el ejército.Ruiz destaca que su pretensión es ampliar la formación personal de los jóvenes «inculcándoles unos objetivos y valores que perdurarán a lo largo de su vida, como liderazgo, solidaridad, responsabilidad, compañerismo, amistad, honor, lealtad, disciplina, espíritu de sacrificio, respeto a los demás, confianza en uno mismo, afán de superación y trabajo en equipo».
El campamento ofrece tanto a chicos como a chicas la posibilidad de tener una experiencia similar a la del cuerpo militar de Infantería de Marina durante 15 días.
Sin embargo, el instructor de Tercios de Lezo reconoce que está programado «para jóvenes que sientan curiosidad o que estén interesados en las Fuerzas Armadas» pero también «para todos aquellos que simplemente pretendan y quieran tener unas vacaciones completamente diferentes». Sobre las actividades, Ruiz confirma que no existe ningún tipo de peligro -en las cuatro ediciones no se ha producido ningún accidente- por el alto nivel profesional del personal asignado como instructores. LEER REPORTAJE COMPLETO   







No hay comentarios:

Publicar un comentario