martes, 30 de mayo de 2017

Riba-roja sustituirá las multas por hacer botellón por trabajos sociales

+ TURIA | El nuevo reglamento pretende fomentar la reeducación de los infractores a través de actividades sociales en beneficio de la comunidad local
El pleno del Ayuntamiento de Riba-roja de Túria ha aprobado la elaboración de un reglamento municipal que permitirá sustituir las sanciones y las multas impuestas a los ciudadanos en la vía administrativa por trabajos sociales en beneficio de la comunidad con carácter educativo.

La propuesta auspiciada por Ciudadanos ha salido adelante con los votos a favor del equipo de gobierno --PSPV, Compromís y Esquerra Unida-- y el Partido Popular, mientras que Riba-roja Pot emitió su voto contrario, según ha informado el consistorio en un comunicado.
El futuro reglamento regulará únicamente aquellas situaciones en las que los ciudadanos hayan cometido algún tipo de infracción administrativa en el ámbito de Riba-roja y descartará aquellas relacionadas con algún tipo de sanción o multa tributaria o infracciones de índole urbanística. Por tanto, sólo se permutarán con las sanciones administrativas en el caso de que el infractor ofrezca su consentimiento, que en algunas situaciones podrá participar en talleres, programas informáticos o de reeducación.
El Ayuntamiento de Riba-roja incorpora, de esta forma, la posibilidad de sustituir las penas y medidas de reforma por actividades educativas y trabajos en beneficio de la comunidad a través de la regulación prevista por el Código Penal y la Ley Orgánica de Responsabilidad Penal del menor, uno de los segmentos de edad hacia los que está dirigida, principalmente, la futura reglamentación. Un informe jurídico previo de la Dirección General de Administración Local dictaminará sobre la viabilidad técnica y legal.
Entre las sanciones que se permitirá permutar por trabajos sociales, destacan aquellas relacionadas con los comportamientos incívicos, como hacer botellón, orinar en la calle, pintar las paredes, desperfectos en el mobiliario urbano público o provocar alteraciones leves del orden público, en ningún caso dinerarias.
Por ello, el reglamento pretende fomentar la reeducación de los infractores a través de actividades sociales en beneficio de la comunidad local, entre las que destacan algunas como limpiar colegios, acompañar a personas mayores, reparar desperfectos del mobiliario o contribuir en actividades sociales, entre otras muchas, según la tipología y la gravedad de los hechos originarios de las sanciones administrativas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario