lunes, 29 de mayo de 2017

Estudiantes universitarios de todo el mundo participarán en el II Curso de Arqueología de Valencia la Vella

+ TURIA | La iniciativa se desarrolla en Riba-roja de Túria por segundo año consecutivo en virtud del acuerdo firmado con el Institut Català d´Arqueologia Clàssica
El Ayuntamiento de Riba-roja de Túria ha renovado el convenio con el ICAC, Institut Català d´Arqueologia Clàssica, a través del cual ambas instituciones colaboran desde 2016 en la promoción de actuaciones de investigación, divulgación y promoción en el campo de la arqueología clásica en Riba-roja, concretamente sobre Valencia la Vella un recinto fortificado de unas 4,5 hectáreas ubicado sobre el río Turia.

En el marco de este acuerdo, ambas instituciones se comprometen a fomentar las relaciones de carácter científico, técnico y docente en el ámbito de la arqueología clásica, la colaboración en programas de difusión, cursos de formación e intercambio de información, así como asesoramiento científico en esta materia.
La firma ha tenido lugar esta mañana entre el alcalde de Riba-roja de Túria, Robert Raga y el director de l´Institut Català d´Arqueologia Clàssica (ICAC), Joan Gómez Pallarès.
En virtud de este convenio se realizará del 3 al 21 de julio el II Curso de Arqueología en València la Vella. Este curso, enfocado principalmente a estudiantes universitarios, pretende acercar a los participantes a la metodología básica y análisis arqueológico.
Raga ha destacado la importancia de dar a conocer a la población el resultado de las investigaciones resultantes de las excavaciones a través de jornadas divulgativas ‘con el objetivo de acercar nuestra historia y poner en valor nuestro patrimonio’. Asimismo, ha anunciado que se becará a estudiantes del municipio para que se beneficien de esta actividad científica.
El objetivo general de este proyecto busca crear un área de interpretación como parque arqueológico integrado en el Parque Natural del Turia. Por medio de estas intervenciones se pretende recuperar el yacimiento a través de excavaciones científicas, la consolidación, restauración y adecuación creando un centro de interpretación para usos culturales.
Durante el primer curso de arqueología cristiana y visigoda en el que participaron veinte alumnos y tres técnicos, los trabajos se centraron principalmente en ubicar las diferentes bases topográficas por varios puntos del yacimiento, así como en la limpieza y el desbrozamiento de las zonas a intervenir, ya que la vegetación se había apoderado de muchas estructuras, como la muralla y las torres, y también sobre los restos de edificios exhumados en las última campaña realizada a principios de los 80.
En cuanto a los materiales arqueológicos recuperados, de época visigótica (siglos VI-VII), se encontraron cerámicas de cocina y comunes, de probable producción regional y vajilla de vidrio, la presencia de cerámicas importadas, destacando las sigilatas africanas de los siglos VI-VII, ungüentarios orientales, ánforas africanas, orientales e ibicencas, cerámica común de Ibiza y Cartagena. Por otra parte, se recuperaron piedras de molino, escorias metálicas, bloques de materia primera de vidrio y cerámica vidriada en el interior así como algunos hallazgos relacionados con un torculum (prensa romana para vino o aceite).
València la Vella es un lugar inédito y fundamental para comprender la transformación del territorio de Valentia entre el período visigodo y musulmán.

No hay comentarios:

Publicar un comentario