viernes, 12 de mayo de 2017

El CVI presenta en Cantabria el proyecto de colaboración con Llíria sobre economía baja en carbono

+ TURIA | El presidente del Consorcio y alcalde de Llíria, Manuel Civera, ha participado en el III Congreso de la Asociación Española de Municipios de Montaña
El Consorcio Valencia Interior (CVI) ha estado presente en el III Congreso de la Asociación Española de Municipios de Montaña celebrado ayer en Potes, Cantabria. El presidente del CVI y también secretario general de la Asociación de Municipios Forestales de la Comunitat Valenciana (AMUFOR), Manuel Civera, ha participado en este congreso nacional promovido por la Asociación Española de Municipios de Montaña (esmontañas).

Más de 200 representantes de entidades locales españolas se han reunido para poner en valor todas las experiencias en materia de desarrollo rural para combatir la principal lacra de estas zonas, la despoblación y abandono que está sufriendo.
Las economías de montaña: El desarrollo de economías sostenibles que permitan la creación de empleo y de dinámicas empresariales ha sido el título de la mesa redonda en la que ha participado y, durante su intervención, Civera ha presentado el proyecto de colaboración entre el CVI y Llíria como laboratorio de investigación de bioeconomía energética baja en carbono.
Civera ha explicado que es un momento crítico para muchos de los pueblos de montaña y que comparten problemas como la despoblación, el envejecimiento y la crisis económica. Gran parte del territorio del CVI comparte estos problemas, con unas poblaciones en retroceso, donde hay turismo estacional y segunda residencia, pero también actividad de producción. “El éxito en la gestión consorciada de servicios ambientales invita a apoyar a nuestros municipios de interior al desarrollo de economías sostenibles que permitan la creación de empleo y dinámicas empresariales”, ha manifestado. Además, ha insistido en que el potencial “de nuestros montes interiores como generadores de energía limpia y alimento de calidad ha de ser desarrollada desde dentro”.
El Consorcio gestiona 20.000 toneladas de poda urbana al año
Y es que el CVI gestiona 20.000 toneladas de poda urbana cada año, con lo que si se aprovecha este flujo seguro para generar combustible CO2 neutro en forma de pellets o astilla, “se podrá sustituir en nuestros municipios calderas de gasoil por calderas limpias”, ha recalcado el presidente del CVI. Además, ha concluido diciendo que si se comparten las instalaciones del Consorcio y la red de distribución para gestionar también poda agrícola y forestal, “se creará un mercado de proximidad para la biomasa local, donde cobre sentido económico el aprovechamiento de las limpias forestales en el límite las zonas de interfaz urbano forestal y sectorizar masas forestales minimizando los efectos de los incendios y generando empleo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario