jueves, 4 de mayo de 2017

El Ayuntamiento de Riba-roja exige a los propietarios de parcelas con riesgo de incendio su limpieza y vallado

+ TURIA | La medida afecta a un total de 1.600 parcelas de todo el término municipal
El Ayuntamiento de Riba-roja de Túria, a través del departamento de Medio Ambiente, ha iniciado el procedimiento de notificación a todos los propietarios de parcelas rústicas y urbanas que se encuentran sin limpiar y vallar y que presentan un notorio riesgo de incendio.

Hasta el momento el consistorio ha notificado a 150 propietarios la obligatoriedad de limpieza y vallado de las parcelas más próximas al río, concretamente en las zonas de Els Pous, Masía de Traver y Valencia La Vella, que se encuentran más próximas a las viviendas y por lo tanto, con un mayor grado de peligrosidad en el caso de incendio.
Tras esta primera fase, el Ayuntamiento tiene previsto notificar al resto de propietarios de parcelas tanto de la zona Norte o las que lindan con terreno forestal, como es el caso de Porxinos o los Carassoles, donde se concentra un mayor número de viviendas aisladas.
El consistorio estima que el total de viviendas que presentan algún grado de vulnerabilidad frente a un incendio asciende a 1.600.
Las notificaciones se han efectuado atendiendo al informe de Zonificación de Áreas Prioritarias de Actuación para la Prevención de Incendios Forestales en el término de Riba-roja de Túria realizado por un ingeniero forestal en diciembre de 2016 y que atiende a diversos grados de intensidad según el riesgo de incendio.
En este informe se identifican las parcelas que por su cercanía a suelo forestal o urbano presentan riesgo de incendio forestal, por lo que desde el Ayuntamiento se exige a los propietarios las condiciones mínimas de seguridad y salubridad pública. ‘Creemos necesario actuar ante una situación que pone en riesgo la seguridad de las zonas residenciales de nuestro término debido a inoperancia de los propietarios de parcelas que no desbrozan ni vallan sus propiedades, con el peligro tanto de higiene como por el riesgo de incendio que supone’, asegura el concejal de Medio Ambiente, José Ángel Hernández.
Así lo regula el artículo 180 de la Ley 5/2014 de 25 de julio de la Generalitat, de Ordenación del Territorio, Urbanismo y Paisaje de la Comunidad Valenciana en el que se recoge que los ‘propietarios de terrenos, construcciones y edificios deberán mantenerlos en condiciones de seguridad, salubridad, ornato público y decoro,…’
A través de la notificación, el consistorio otorgará un plazo de 15 días hábiles a los propietarios de las parcelas para que procedan a la limpieza y el vallado. En el caso de incurrir en desobediencia, el Ayuntamiento iniciará una orden de ejecución, procediendo a la valoración y notificación del coste del vallado y limpieza del solar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario