sábado, 20 de mayo de 2017

Andilla vuelve a convertirse en escaparate de las tradiciones serranas

+ TURIA | Cientos de personas jalonan el éxito de una nueva edición del Gastromercado y de las Jornadas de Pastoreo de Montaña
Andilla ha vuelto a disfrutar este sábado de una nueva edición de su ya tradicional feria de primavera, o lo que es lo mismo, del quinto Gastromercado y su cuarta Jornada de Pastoreo de Montaña, una cita doble para acercarse a las tradiciones de la Serranía que convierte durante unas horas al municipio andillano en destino para visitantes y curiosos que desde primera hora de la mañana se han acercado a tocar y saborear las tradiciones comarcales.

A las once de la mañana, con los más de 20 stands ya colocados y abiertos al público en la Plaza de la Muralla y el ganado en la explanada junto al Paseo Ancianidad, ha tenido lugar la inauguración de la jornada al ritmo de las voces, guitarras y bandurrias del grupo folklórico Salarejo, de Villar del Arzobispo, que han ofrecido parte  de su repertorio de bailes tradicionales serranos. A la finalización de la exhibición folklórica, Consuelo Alfonso, alcaldesa de Andilla, ha querido dar la bienvenida a todos los presentes inaugurando oficialmente el Gastromercado, con especial atención a los sabores serranos pero también a la artesanía de la región con diversos puestos de cerveza, miel, bisutería, trabajos en madera o quesos artesanales, entre otros productos.
Una feria, como decimos, con dos centros neurálgicos, el mercado artesanal y los rediles improvisados donde los pastores locales han llevado más de medio millar de cabezas de ganado ovino y caprino, atractivo turístico para grandes y pequeños ,especialmente para estos últimos que han disfrutado (con asombro en su mayor parte) de los animales y del oficio pastoril en su máxima expresión. Y es que los pastores han ofrecido una muestra de saber con una muestra de esquilado, a tijera y a máquina, en la que los vellones de lana han ido circulando a buen ritmo.
Pero especial emoción y sorpresa ha causado en los presentes los partos en directos de decenas de cabritillos que han visto la luz en esta feria como símbolo de futuro de un oficio que, a fuerza de urbanidad, va cayendo en el olvido y solo un puñado de guardianes de la tradición está evitando su completa desaparición.
Talleres para niños, catas gastronómicas y la primera de las visitas guiadas por el casco urbano de la localidad, han conformado la programación de una mañana marcada por el buen tiempo, el buen ambiente y el aroma inmejorable a carne asada y paella en la Plaza.
Por la tarde, mercado y ganado han vuelto a tomar las riendas del programa, además de la segunda visita guiada, nuevamente a cargo de la técnica de turismo local, Maite Estevan, en este caso con el recorrido por la ruta medieval y la marcha hasta el paraje del Ojomar, además de una visita a la iglesia parroquial, una de las más importantes a nivel histórico y patrimonial de la provincia. Visitas que, tal como ha explicado la propia guía, pueden concertarse con antelación para grupos que quieran conocer la localidad, al precio de 20 euros incluyendo transporte en autobús, visita  guiada completa y comida con menú especial a base de platos típicamente serranos.
El Taller de Pelota Valenciana y una partida de exhibición ofrecido por el Club de Pelota de Alcublas han puesto el broche de oro a una jornada de comunión entre presente, pasado y futuro de las tradiciones, artesanías, folklore, deporte y oficios de la Serranía valenciana, apuesta de Andilla y su Ayuntamiento para darse a conocer como uno de los destinos de interior más atractivos de Valencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario