jueves, 27 de abril de 2017

Malestar vecinal por los continuos accidentes en la CV-377 "tras los trabajos de mejora" realizados por la Diputación

+ TURIA | Vecinos de la zona denuncian el "ridículo cúmulo de isletas y señalizaciones que lo único que hacen es confundir"
En julio del pasado año se reabría al tráfico la CV-377 que une las localidades serranas de Bugarra y Gestalgar tras las obras de mejora llevadas a cabo por la Diputación de Valencia.
Unos trabajos que supusieron una de las mayores inversiones desde el ente provincial en la región a nivel vial además de un "quebradero de cabeza" para vecinos y visitantes de la zona durante varios meses (incluyendo varios aplazamientos de final de obra) y que ya en las mismas fechas de inauguración vio como se levantaban voces de protesta entre los usuarios de la misma por el resultado final de la adecuación con algunos accidentes de tráfico causados por lo que, a juicio de los vecinos, "ha resultado un cúmulo de isletas y señalizaciones que lo único que hacen es confundir".
Una situación que, diez meses después, no ha hecho sino ahondar en el malestar vecinal, especialmente entre algunos residentes de Bugarra que han manifestado nuevamente a este medio "la triste realidad de esta mejora".
"Sigue habiendo numerosas curvas que son prácticamente igual de estrechas, los cruces se han dejado prácticamente igual y algunos, incluso, peor que estaban antes".
Y es que en estos meses en que la CV-377 lleva en funcionamiento se han producido numerosos accidentes de tráfico, especialmente en la salida del pueblo de Bugarra, donde se han vivido numerosos golpes "ya sea contra bordillos, señales, barreras o isletas".
"Muchos de estos problemas se podrían haber resuelto con la creación de rotondas y entendemos que con el presupuesto que se manejó para esta obra, no es una petición descabellada".

No hay comentarios:

Publicar un comentario