martes, 4 de abril de 2017

El patrimonio bélico de Riba-roja será protegido bajo la figura de Bien de Relevancia Local

+ TURIA | La protección incluye la decena de hornos de cal y los dos molinos de agua existentes en el término municipal
Los cerca de 8 kilómetros de trincheras, decenas de fortines, abrigos de ametralladoras y puestos de tiradores diseminados en los puntos de resistencia de la línea El Puig- Carassols tendrán a partir de ahora una especial protección tras la aprobación por parte del pleno de Les Corts Valencianes de la modificación de la ley del patrimonio cultural valenciano.

Gracias a esta nueva ley, tendrá la consideración de bien inmueble de relevancia local, y con esa denominación deberá ser incluidos en los respectivos catálogos de bienes y espacios protegidos, el patrimonio histórico y arqueológico civil y militar de la Guerra civil en la Comunitat.
Los kilómetros de esta línea que atraviesan el término de Riba-roja entre la Vallesa y Carassols disponen de múltiples de los elementos que conformaban en aquel periodo las trincheras defensivas de la guerra civil: numerosos refugios, túneles, pasillos de conexión entre los mismos y, por último, nidos de ametralladora que, finalmente, no llegaron a utilizarse porque las tropas de Franco no se acercaron a Valencia. El refugio antiaéreo, situado bajo el Colegio Cervantes es una de las construcciones que mejor se conservan y que pone en valor esta parte de la historia de España.
La norma aprobada la pasada semana contempla que la Generalitat hará un inventario específico de los bienes incluidos en el patrimonio histórico y arqueológico de la Guerra Civil, en el que diferenciará entre bienes protegidos y bienes solo a documentar por su importancia histórica.
La ley considera fundamental la protección, por su importancia histórica y cultural, de los aeródromos, refugios, trincheras simples o compuestas, trincheras simuladas, parapetos, polvorines, zanjas de tirador y para mortero, canales de comunicación, observatorios y puestos de mando.
Del mismo modo cita elementos de resistencia blindados (nidos de ametralladores, lugares de tirador, casamatas, búnkers o fortines), balsas para refrigeración, abrigos para tropa, almacenes subterráneos, galerías subterráneas, refugios, memoriales y todos aquellos elementos constructivos relacionados con la arquitectura militar de la guerra. También incluye los hornos de cal, de los que Riba-roja dispone de más de una decena y los molinos de agua, entre los que destaca el antiguo Molino del casco viejo y el de ‘Bigorra’ en el cruce de la Carretera de San Antonio de Benagéber a l´Eliana, ambos con la protección de BRL.

Actualmente, ya disponían también de la protección de Bien de Relevancia Local, la Iglesia Asunción de Nuestra Señora, el Asilo Convento de la Sagrada Familia y el yacimiento arqueológico del Pou de la Sargueta, en el Parque Logístico, mientras que la máxima protección BIC, la ostentan el Castell de Riba-roja y recinto amurallado, las murallas del casco histórico, Valencia la Vella y Pla de Nadal.
La voluntad del Ayuntamiento de Riba-roja de Túria es restaurar la totalidad de la línea de defensa de la Inmediata en un periodo corto de plazo de forma que se puedan recuperar las principales características originales con el propósito central de ‘convertirla en uno de los reclamos turísticos de la localidad y, por tanto, una fuente de generación de actividad económica y creación de empleo, consolidando la denominada ‘cultura de la paz’, asegura el alcalde, Robert Raga.
Riba-roja ha realizado una firme apuesta por la protección de los vestigios de la Guerra Civil. Un claro ejemplo son las I y II Jornadas de Patrimonio Bélico que han reunido en el Castell a arqueólogos, historiadores e investigadores para tratar la importancia de proteger y adecuar los bienes de la Guerra Civil.  El próximo 27 de abril  se firmará en Riba-roja el acta fundacional de la Asociación de Municipios Vinculados a la Inmediata en el marco de las III Jornadas de Patrimonio Bélico Línea El Puig- Carassols.

No hay comentarios:

Publicar un comentario