viernes, 31 de marzo de 2017

Llíria podría ser una de las ciudades piloto para la implantación del SDDR

+ TURIA | El Secretario Autonómico de Medio Ambiente, Julià Álvaro, explicó ayer en la capital del Camp de Túria las nuevas políticas en gestión de residuos
El secretario autonómico de Medio Ambiente y Cambio Climático, Julià Álvaro, explica en Llíria en una charla organizada por Compromís-Move, las nuevas políticas que està haciendo el Consell en gestión de residus y el Sistema de Depósito, Devolución y Retorno de envases (SDDR) que el Gobierno Valenciano quiere implantar a partir del 2018. 

Se trata de un sistema que ya funciona en países europeos, un modelo avalado por organizaciones como Greenpace o Ecologistas en Acción y que lleva años aplicándose con unos grandes índices de éxito en los países vecinos.
"Volver a devolver el casco", el secretario autonómico ha recordado que la ciudadanía ya es conocedora de este tipo de sistemas, "hace años devolvíamos los cascos y con la reintroducción de este sistema las personas que retornen los envases y los propietarios de los comercios que los reciban, percibirán una cantidad monetaria por cada recipiente".
La idea es dar un valor a la lata o botella que el usuario pagará cuando compre y que después depositará para que le devuelvan la cuantía. El objetivo es que los residuos retornen a la cadena, se puedan reutilizar, pero sobre todo, que estos desperdicios no acaben en los entornos marinos y terrestres, unas estampas a las que estamos muy acostumbrados. En la Comunidad Valenciana se generan unos 7 millones de plásticos al año, de los cuales solo 2 millones acaban en los contenedores y los otros 5 millones acaban en las cunetas de las carreteras y en nuestros ríos y mares. "Con este sistema vamos a recuperar el retorno de envases para que los residuos se conviertan en recursos", ha señalado Álvaro.
Según ha comentado, "se estima que una tienda de barrio que recoja y gestione alrededor de 150 envases diarios, podría obtener una cantidad económica extra de unos 1.000 euros al año. En un año, esta iniciativa podría inyectar alrededor de 36,5 millones de euros en el circuito del comercio en la Comunitat Valenciana".
A la charla asistió el Presidente de la Federación de Comercio local, Jorge Navarro, que aplaudió este tipo de iniciativa y se apuntó la posibilidad de que Llíria pudiera ser una de les ciudades piloto donde se implantara este nuevo sistema, tal y como se aprobó en el Pleno de la localidad a raíz de una propuesta presentada por Compromís-Move.
Por su parte, la edil de Compromís-MoVe, Vallivana Murgui, ha asegurado que "además, esta medida tendría otros efectos positivos como la reducción del impacto ambiental que ocasionan todo tipo de recipientes en los ámbitos urbano, forestal y marino. Todas y todos tenemos que contribuir para paliar los efectos del cambio climático y toda esta contribución nos beneficiará al conjunto de la ciudadanía".

No hay comentarios:

Publicar un comentario