lunes, 9 de enero de 2017

FGV rehabilitó y pintó 18 estaciones de superficie de Metrovalencia en 2016 y actuará en otras 14 en 2017

+ TURIA | La compañía trabaja en estos momentos en la rehabilitación de tres paradas de la Línea 2 (Llíria)
Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) rehabilitó y pintó durante 2016 un total de 18 edificios en estaciones en superficie de la red de Metrovalencia. En estos momentos trabaja en otras tres instalaciones y durante 2017 actuará en otras 14 instalaciones.

Estas actuaciones se enmarcan dentro del programa de mantenimiento preventivo, correctivo y de ejecución de obras accesorias que tiene como finalidad garantizar la conservación de edificios, estaciones y apeaderos de metro y paradas de tranvía, al que FGV destina 1,1 millones de euros, IVA incluido, según ha informado la Generalitat en un comunicado.
FGV ha realizado esta actuación siguiendo una división realizada según su tipología de construcción e historia, pretendiendo una uniformidad pictórica en cada grupo y una intervención coherente que preserve el patrimonio industrial.
Hasta el momento, se ha actuado sobre los inmuebles de Burjassot, Burjassot-Godella, Godella, Rocarfort, Rafelbunyol, Massamagrell, Museros, Meliana, Almassera, Llíria, Picassent, Massarrojos, Moncada-Alfara, Seminari, Bétera, Pobla de Farnals, Albalat y Canterería. En la actualidad se está trabajando en Paterna, Fuente del Jarro y La Canyada y se espera a lo largo del año terminar los trabajos en 14 instalaciones más.
Aplicación de colores
Las estaciones de la zona norte, como Burjassot, Burjassot-Godella, Godella, Rocafort, Massarrojos, Montcada-Alfara, Masíes, Bétera, L`Eliana, Benaguasil 1, Benaguasil 2, Llíria, Almàssera, Meliana, Foios, Albalat dels Sorells, Museros, Massamagrell y Rafelbunyol, tendrán un paramento ocre y una molduración en blanco.
Las de la zona sur, como Paiporta, Picanya, Torrent, Picassent, Alginet, L'Alcúdia, Benimodo y Alberic, tendrán paramento de color ladrillo caravista como en el momento de su construcción.
La tercera división agrupa a las estaciones del nuevo tradicionalismo de posguerra, como Sant Isidre (antigua), San Ramón, Font Almaguer, Fuente del Jarro, Els Carolines (antigua) y Torre de Godella, que contarán con un paramento en blanco.
Como cuarta opción se hallan las estaciones de Paterna, Seminari y Canterería, con una propuesta de colores corporativos de Metrovalencia como son el rojo, blanco y negro.
El quinto grupo lo acaparará la estación de La Canyada que, pese a ser una estación proyectada en 1946 y bajo unos parámetros conceptuales diferentes a las del resto de la línea, tendrá la misma tonalidad de ocre y blanco, dadas las semejanzas en molduraciones.
Un nuevo agrupamiento, también de una sola instalación, lo constituirá la estación en superficie construida con la inauguración del nuevo trazado de la línea a Villanueva de Castellón en 1990. Dada sus características y naturaleza, se limpiará sus paramentos, que son de ladrillo caravista.
El séptimo y último grupo está compuesto por apeaderos, marquesinas, casetas e instalaciones recientes o de nueva construcción, como Pobla de Vallbona, Torre del Virrey, Montesol, El Clot, Entrepins, La Vallesa, Santa Rita, Horta Vella, Pobla de Farnals, Sant Isidre, Col.legi el Vedat, Realón, Omet, Espioca, Ausiàs March, Montotal y Massalavés, en las que se emplearán los colores corporativos rojo, blanco y negro.
Las estaciones de Carlet y Campamento de Paterna, dada su singularidad como Bien de Relevancia Local, deben ser objeto de un proyecto exclusivo de rehabilitación y restauración.

No hay comentarios:

Publicar un comentario