viernes, 27 de enero de 2017

Ecologistas en Acción denuncia la "tala incontrolada" en algunos parajes de la Serranía

+ TURIA | La agrupación ha presentado diversos informes sobre acciones "depredadoras sobre el medio ambiente" en Chelva, Calles, Tuéjar y Titaguas
Calera afectada en los Chorros de Barchel. Fotografía : Ecologistas en Acción La Serranía
La delegación comarcal de Ecologistas en Acción de La Serranía ha denunciado recientemente ante el Ayuntamiento de Chelva y ante la Dirección General del Medio Natural la tala incontrolada que una empresa maderera ha estado efectuando en el Paraje Natural Municipal de Los Chorros de Barchel.

Así lo informa la agrupación medioambiental en su boletín de invierno en el que alude a que la compañía extractora, con sede en Utiel, ha abierto "vías en el monte y arrasado con todo lo que se le ponía por delante", incluyendo elementos de patrimonio arquitectónico y señalizaciones (antiguas caleras, mojones de monte…). Unos trabajos de corta y extracción que han sido paralizados por la Conselleria de Medio Ambiente.
Tala incontrolada en Calles y la Montalbana
A su vez, los ecologistas serranos han denunciado también otra acción similar en otra zona de alto valor ecológico de la comarca conocida como el Rodeno de Calles donde la tala efectuada " ha dejado temblando la masa forestal".
"El impacto en el suelo es brutal, tanto por el tránsito de camiones como por la maquinaria de arrastre de los fustes. Las zonas de carga donde se acumula la madera están totalmente arrasadas. Este paraje está muy próximo a uno de los últimos reductos de rebollo (roble valenciano) en nuestra comarca"
Según la organización algunos ejemplares se han visto afectados, además de enebros y sabinas. Ecologistas en Acción La Serranía ha cargado duramente contra el empresario que ha realizado estos trabajos calificándolo de "depredador de la masa forestal con un amplio historial a sus espaldas".
Las denuncias se han ampliado además al paraje de la Montalbana, linde entre los municipios de Tuéjar y Titaguas, donde "también se está produciendo una corta salvaje".
"Tenemos que estar vigilantes ante estas agresiones al medio ambiente. De nuevo nos encontramos con la impotencia de ver como destrozan nuestros mejores parajes y encima se van “de rositas”. Si las autorizaciones de corta no son vigiladas y los autores de estas talas salvajes  no acaban inhabilitados para poder concursar de nuevo en este tipo de aprovechamientos, sólo nos queda estar “ojo avizor”.
EEALS ha instado a la Conselleria de Medi Ambient para que no permita estas prácticas "heredadas del pasado y que actúe con contundencia ante estos delitos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario