miércoles, 11 de enero de 2017

Alto Turia y Gúdar-Javalambre, declaradas oficialmente Destino Turístico y Reserva Starlight

+ TURIA | El reconocimiento convierte a la región valenciana y turolense en destino astronómico preferente
La Fundación Starlight, que promueve la creación de espacios geográficos para convertirles en referentes del turismo astronómico, ha hecho pública la declaración de la comarca del Alto Turia, a través de los municipios de Alpuente, Titaguas, La Yesa y Aras de los Olmos, junto a 23 municipios de la comarca turolense de Gúdar-Javalambre, como Destino Turístico y Reserva Starlight, certificación doble que culmina un trabajo de varios años en la zona por parte de instituciones privadas y públicas para convertir la región en referente para los amantes de la astronomía.

Cielos Limpios
Los conceptos de “RESERVA STARLIGHT” y “DESTINO TURISTICO STARLIGHT” implican la existencia de un espacio en donde se establece un compromiso por la defensa de la calidad del cielo nocturno y el acceso a la luz de las estrellas.
Estas acreditaciones tienen como función ayudar a esta labor de preservación de la calidad del cielo nocturno y de los diferentes valores asociados, ya sean culturales, científicos, astronómicos, paisajísticos o naturales.
Por otro lado, los requerimientos en una “RESERVA STARLIGHT” atienden de forma específica a las características, singularidades y funciones de cada espacio, ya sean las relativas a la preservación de las condiciones de observación astronómica, las relacionadas con la conservación de la naturaleza, la integridad de los paisajes nocturnos o los sitios del patrimonio cultural relacionados.
Se acompaña en cada caso de un plan de acción participativo y de un conjunto de recomendaciones orientadas a preservar o recuperar la calidad del cielo nocturno hasta los límites posibles en atención a sus beneficios culturales, educacionales, científicos y medioambientales.
En el caso de “DESTINO TURISTICO STARLIGHT” se trata de lugares visitables, que gozan de excelentes cualidades para la contemplación de los cielos estrellados y que, al estar protegidos de la contaminación luminosa, son especialmente aptos para desarrollar en ellos actividades turísticas basadas en ese recurso natural, lo que puede convertirse en un poderoso instrumento para desarrollar una nueva alianza a favor de la calidad del cielo nocturno.
En el caso de la comarca valenciana, la declaración afecta a los cuatro municipios colindantes con Teruel, términos donde desde hace años los aficionados a la astronomía realizan sus observaciones y donde incluso, en el caso de Aras de los Olmos, la ciencia astronómica ha cobrado importancia a nivel nacional, tanto desde la iniciativa privada como desde la pública, con varios observatorios de primer nivel ubicados en la muela de Santa Catalina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario