jueves, 15 de diciembre de 2016

Riba-roja presenta un proyecto de reutilización de aguas residuales para el riego y la prevención de incendios en la Vallesa

+ TURIA | La reutilización del agua para el riego mediante el vertido directo en la Real Acequia de Moncada supone la alternativa "más esperanzadora y de mayores beneficios"
El aprovechamiento de las aguas residuales es una práctica ya muy extendida en muchos países y han pasado a ser consideradas como recursos hídricos alternativos a tener en cuenta por sus múltiples posibilidades de utilización. En su abanico de opciones, el Ayuntamiento de Riba-roja ha apostado por llevar a cabo un proyecto de reutilización de las aguas residuales para uso agrícola y para la prevención de incendios en la Vallesa.

El alcalde de Riba-roja, Robert Raga ha mantenido esta semana una reunión con el director general de Agua, Manuel Aldeguer para presentarle esta novedosa iniciativa, cuyo autor es el joven Licenciado en Ciencias Ambientales, Carles Pardo Ros, quien inició su estudio en el año 2015 desde su planteamiento de la reutilización del agua residual con destino agrícola de la depuradora Camp de Túria II, situada junto al Cauce del Turia.
La EDAR presta servicio a los municipios de Riba-roja, la Pobla de Vallbona, la Eliana, Vilamarxant y San Antonio de Benagéber , que se beneficiarían de este sistema  y del ahorro económico en el canón de vertidos que supondría que el agua reutilizada, los cerca de 3 millones cúbicos, no se vertieran al río.
Según este estudio, la opción más inmediata si se quiere aprovechar el agua reutilizada para riego, es conectar los campos del Mas de Velez a la depuradora. Actualmente estas hectáreas se abastecen de agua del Río Turia y de la laguna de la Vallesa. El conjunto de estos campos de cultivo suman 39,9 ha de cítricos aunque actualmente alguno de ellos están sin cultivar.
La reutilización del agua para el riego mediante el vertido directo en la Real Acequia de Moncada supone la alternativa más esperanzadora y de mayores beneficios para todas las partes implicadas. El Azud de Moncada se sitúa a 498m del punto de vertido de la EDAR Camp del Turia II siguiendo el cauce del río y a 466 m si se considera una línea recta. Esta acequia abastece a 6.343Ha consumiendo al año más de 33.000.000m³ de agua (Real Acequia de Moncada).
Pero sin duda, uno de los puntos más interesantes del proyecto es la reutilización del agua para la prevención de incendios en el bosque de la Vallesa, que con una superficie de alrededor de 600 Ha supone un espacio natural interurbano de gran valor sobre todo para los municipios colindantes.
‘En 1994 fue arrasado por un incendio que supuso el comienzo de la protección y consideración de este bosque como parte importante del Parque Natural de Río Túria. Y este verano varios conatos de incendios a punto estuvieron de obligarnos a desalojar varias zonas residenciales situadas a menos de 100 metros del Parque’ asegura Robert Raga.
Por ello teniendo en cuenta el interés intermunicipal de conservar este espacio forestal, un sistema de riego y humidificación del bosque en verano podría evitar futuros incendios accidentales. Además,  gracias a este sistema se evitaría  una parte importante del vertido al río lo que supone un gran beneficio ambiental.
Otro de los proyectos del Ayuntamiento en la reutilización de aguas residuales del sector industrial y su vertido en el Barranco de Pozalet. Estas aguas tendrían un doble uso para las empresas logísticas, destinándolas al lavado de vehículos pesados y maquinaria, evitando así el consumo de agua potable y reduciendo por tanto los costes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario