sábado, 5 de noviembre de 2016

Un carril bici de 6 kilómetros conecta el casco urbano de Riba-roja con las urbanizaciones

+ TURIA | Urbanizaciones, colegios y polideportivo quedan ahora conectados por un trazado que busca favorecer la movilidad sostenible y segura
Los vecinos de Riba-roja de Túria ya han comenzado a disfrutar de la nueva vía ciclopeatonal del municipio, un recorrido de 2,5 kilómetros que atraviesa el casco urbano para enlazar con los más de tres kilómetros de carril bici que, en paralelo a la CV-370, comunica las urbanizaciones de Els Pous, Valencia la Vella, La Llobatera y Masía de Traver con el centro de la localidad. 

Un total de 6 kilómetros de recorrido que se enmarcan en la apuesta de Riba-roja por la movilidad sostenible y segura, “en respuesta a la idea que tenemos de pasear, circular y no contaminar”, tal como ha destacado el alcalde, Robert Raga.
El nuevo tramo se ha llevado a cabo con una inversión de 125.194,72 euros procedentes del Plan de Inversiones Financieramente Sostenibles impulsado por la Diputación de Valencia. Este dinero ha permitido diseñar una vía que, aprovechando la antigua vía del tren, conecta mediante ciclocalles las urbanizaciones del municipio con los colegios de primaria y el polideportivo, a fin de “favorecer el uso de la bicicleta como medio de transporte saludable, ecológico y económico”, ha explicado Raga.
Una idea compartida por la Diputación de Valencia que, desde el Área de Carreteras, está impulsando la creación de carriles bici a lo largo de toda la red viaria valenciana, especialmente en aquellos tramos que, por conectar núcleos turísticos o servicios básicos, tienen un mayor tránsito peatonal, como las que ahora se están llevando a cabo en la CV-502, en el Mareny de Barraquetes.
Tal como ha destacado el diputado de Carreteras, Pablo Seguí, “se trata de obras que tienen un componente muy importante de seguridad vial, pues dan solución a puntos de difícil acceso para peatones y bicicletas que en las antiguas carreteras, estrechas y sin arcenes, podían causar problemas en el tráfico, incluso generar accidentes”.
Respecto a la actuación en Riba-roja, además de favorecer la movilidad sostenible, se ha aprovechado para realizar una integración paisajística de todo el trazado que resalte la importancia de la sostenibilidad y el medio ambiente. Así, a lo largo del nuevo tramo, se han instalado esculturas hechas con los postes de electricidad en desuso y llantas de bicicleta, materiales reciclados que han sido convertidos en figuras por la artista local, Julia López y el artesano José Tomás.
Además, el ayuntamiento ha intervenido en áreas degradadas colindantes adecuándolas y ajardinándolas, y en algunos puntos se han realizado obras de accesibilidad con rebaje de bordillos, colocación de bolardos de protección y señalización y pintado específico.
Por último, en la misma línea de considerar la bicicleta como eje fundamental del transporte en el municipio, el Ayuntamiento de Riba-roja ha decidido bonificar a aquellas empresas que incentiven y favorezcan el uso de este medio de transporte entre sus empleados, facilitando la tarea municipal de conseguir que la movilidad sostenible sea una realidad en Riba-roja.
Otros proyectos en Riba-roja
La Diputación de Valencia está llevando a cabo otras inversiones importantes en Riba-roja, como la construcción de dos rotondas en la CV-336, una junto al puente en su conexión con la carretera de La Pobla de Vallbona y otra en el acceso hacia la población de La Eliana, con el objetivo de facilitar la conexión de las urbanizaciones de la zona norte del municipio. En este punto también se construirá un carril bici que conectará con el eje central.
Asimismo, desde el Área de Carreteras que dirige Pablo Seguí se trabaja en la eliminación para 2018 de uno de los puntos más conflictivos de la red viaria que comunica Riba-roja con Manises y que enlaza con el bypass, mediante la construcción de dos glorietas con una inversión cercana a los 8 millones de euros. En materia medioambiental, la Diputación también participa de otro proyecto de recuperación paisajística, en este caso en el Barranco de los Moros. Un proyecto que, junto al futuro Plan Director del Barranco, permitirá recuperar una de las zonas más degradadas del municipio y convertirla en una zona de esparcimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario