miércoles, 21 de septiembre de 2016

Los vecinos de Benaguasil y Vilamarxant inauguran el programa cultural ‘Açò és la Dipu’

+ TURIA | Los visitantes han podido conocer de primera mano la historia y funcionamiento de la Diputación de Valencia
Un centenar de vecinos de las localidades de Benaguasil y Vilamarxant, en la comarca del Camp de Túria, han sido los primeros participantes del programa Açò és la Dipu, la iniciativa lanzada por el Área de Bienestar Social de la Diputación de Valencia para dar a conocer a la ciudadanía de las comarcas valencianas el funcionamiento de la institución provincial y algunos de sus edificios.
El componente cultural es el factor dominante en estas visitas, que arrancan en la calle Navellos y tienen como paradas los palacios de Batlia y l’Escala, el antiguo Hospital General de Valencia, el Museu Valencià de la Il-lustració i la Modernitat (MUVIM) y el Instituto Valenciano de Audiofonología (IVAF).
Así, los participantes tienen la oportunidad de conocer la historia y el funcionamiento de la Diputación como institución, las características arquitectónicas de los edificios que componen la sede principal, ubicada en la plaza Manises, y descubrir algunos retazos de la historia de Valencia y su centro histórico, desde el siglo XV hasta ahora.
Tal como explica la diputada de Bienestar Social, Mercedes Berenguer, “queríamos que la gente conociera el entorno histórico de los edificios que componen la Diputación y que su visita no se limitara únicamente a conocer un salón de plenos o unas salas de reuniones, sino que alcanzara a todos los espacios externos, contando cuándo se hicieron, en qué contexto y con qué finalidad, y después, lógicamente, que conocieran su interior”.
“Estamos encantadas con todo lo que estamos descubriendo”, declaraba ayer Estrella Ortí, presidenta de la asociación Unió de Dones de Benaguasil, en uno de los descansos realizados en el patio barroco del palacio de los Escala que, como aprendieron este martes, pertenece al edificio construido en el siglo XVII y que 100 años después fue anexionado al palacio original.
Un 80% de mujeres
Y hablaba en femenino porque más del 80% de los participantes de ayer en el programa Açò és la Dipu eran mujeres. No en vano, desde Benaguasil acudieron miembros de la Unió de Dones pero también de la Asociación de Amas de Casa y Consumidoras Tyrius, mientras que en Vilamarxant el grupo se componía por vecinos y vecinas, mayoritarias estas últimas, que sin pertenecer a ningún colectivo concreto, se apuntaron a la convocatoria abierta por el ayuntamiento. Este es el caso de Alfredo Sanchis, quien aseguraba que todos los vecinos de la provincia deberían participar en este tipo de visitas para saber lo que son las instituciones.
Si bien la práctica totalidad de los 104 protagonistas de esta primera visita ya conocían Valencia, todos coincidían en destacar que nunca habían tenido la oportunidad de ver la ciudad, o al menos una parte de ella, desde esta perspectiva. Incluso quienes ya habían participado en rutas similares, como Marisa Gorris, presidenta de la Asociación Tyrius de Benaguasil, destacaba el hecho de que “sirve para recordar cosas que ya se nos habían olvidado y que son muy interesantes”.
Sentados en la gran jardinera de la plaza Manises, escuchaban atentos las explicaciones del guía que comenzó descubriéndoles que se encontraban en el centro geográfico e histórico de Valencia, aquel que en el siglo XV estaba circundado por la muralla. “Una época en la que Valencia como ciudad era el doble de grande que Barcelona y cuyo puerto era el centro neurálgico del comercio en el Mediterráneo”, señaló el guía.
La creación de la Diputación
Situándoles ya en el contexto de la institución objeto de la visita, el guía relató que la Diputación de Valencia fue creada en la Constitución de 1812, aunque no empezó a funcionar como institución hasta 1833, y que el ahora Palau de la Generalitat también fue en su día la sede que la albergó, mientras que el palacio en estos momentos sede de la institución provincial se llama Palacio de la Batlia porque en el siglo XV albergaba el equivalente de entonces al ayuntamiento.
Precisamente en el patio interior del Palacio de la Batlia comenzó la visita por los edificios provinciales el grupo de Vilamarxant, mientras Benaguasil se adentraba en el primer patio del palacio de los Escala, el de estilo gótico, de planta cuadrada en su base pero octogonal en el voladizo.
En esta primera fase, las explicaciones sobre los distintos estilos arquitectónicos de los edificios que componen la sede central de la Diputación de Valencia se combinaban con explicaciones sobre algunas de las funciones y actividades que desempeña la institución provincial. Una explicación que continuó en el Salón de Plenos, ubicado en la primera planta, donde sentados en los sillones de los diputados y diputadas, y hasta en la bancada presidencial, la diputada de Bienestar Social, Mercedes Berenguer, promotora del programa Açò és la Dipu, aprovechó para darles la bienvenida y trasladarles las responsabilidades que desde estos escaños desempeñan los representantes políticos en una administración, la Diputación, “que hace mucho por los pueblos y sobre todo por los pueblos más pequeños”, aseguró.
En palabras de la diputada, “las instituciones funcionan con el dinero de todos y es importante por ello conocerlas y dignificarlas; poner en valor el trabajo de técnicos, funcionarios y políticos, porque sólo de este modo, conociéndolas, podemos respetarlas”.
El antiguo Hospital y el IVAM
Alrededor del mediodía, los visitantes subieron de nuevo a los autobuses para desplazarse hasta el antiguo Hospital General y el IVAM, ubicado en la calle Guillem de Castro, recorriendo el otrora perímetro amurallado de Valencia en un trayecto que los guías aprovecharon para recordar el origen de la ciudad, datado en el año 138 antes de Cristo, describir el papel que ha jugado a lo largo de estos siglos el río Turia como elemento vital en el desarrollo de la urbe, apuntar la ubicación de algunas de las doce puertas que tenía la ciudad, como la Puerta de Serranos o la Puerta del Mar, y destacar algunos de los edificios más emblemáticos, como la Estación del Norte o la Plaza de Toros. “Una plaza, por cierto, que pasó a titularidad de la Diputación de Valencia en torno a 1848 junto con el Teatre Principal a raíz de la asunción de la propiedad del Hospital General, que pasó entonces a llamarse Provincial’, destacaba el guía.
El MuVIM y el IVAF
Así, en los jardines de ese hospital ahora Biblioteca, se detuvo el autobús, para dar inicio a la segunda parte de la visita, uno de cuyas paradas más destacadas es la maqueta de la Valencia del siglo XVII basada en el plano del padre Tosca, ubicada en el hall del MuVIM, y que despertó la admiración de los vecinos de Benaguasil y Vilamarxant.
Tras un recorrido por los jardines y la visita a la exposición de Pinazo que alberga en estos momentos el museo, todos se trasladaron al IVAF, en la calle Juan de Garay, lo que permitió mostrar uno de los edificios quizá más desconocidos de la Diputación de Valencia y donde con una comida a la que asistió también el alcalde de Benaguasil se puso punto y final a esta primera visita del programa Açò és la Dipu.
Las visitas continuarán todos los martes y jueves hasta el próximo mes de noviembre, alcanzando en esta primera edición a cerca de 4.500 vecinos y vecinas de 44 municipios de la provincia de Valencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario