sábado, 2 de julio de 2016

Las brigadas de Divalterra intensifican la vigilancia preventiva en verano

+ TURIA | Los efectivos realizan por la mañana tareas de silvicultura y en horario vespertino se dedican a la observación del terreno para detectar humos sospechosos
Las brigadas forestales de Divalterra han comenzado ya el plan de trabajo para los meses de verano que recoge un incremento de las horas de vigilancia para minimizar el impacto de los múltiples conatos de incendio que se producen en esta época del año.
En los meses de verano, la conselleria de Gobernación establece cada año la Campaña de Prevención y Extinción de Incendios Forestales, que para las brigadas de Divalterra supone un cambio en la distribución del trabajo diario: por la mañana se realizan labores normales de silvicultura, y en horario vespertino se dedican a la vigilancia.
La intensificación de las tareas de vigilancia supone, asimismo, la puesta a punto diaria de los equipos de protección individual y de las herramientas, así como la limpieza y mantenimiento del vehículo asignado y la comprobación del nivel del depósito de combustible para poder movilizarse ante cualquier emergencia.
El objetivo, según indican los gerentes de Divalterra Víctor Sahuquillo y Agustina Brines, es “que las brigadas estén a punto en todo momento para cualquier intervención, ya sea por avistamientos de humo o por movilizaciones de emergencia”. Asimismo, desde gerencia inciden en que “el hecho de que las brigadas trabajen a diario en el monte hace que dentro de su labor cobre especial relevancia los mensajes de concienciación, dado que un alto porcentaje de incendios se inician por la intervención humana”.
Por ello, en esta época del año las brigadas de Divalterra también refuerzan su labor de concienciación a la ciudadanía, informando de las prohibiciones si las hubiera, y dando consejos para minimizar el riesgo de incendio.
Puntos de vigilancia
Las brigadas cuentan con puntos de vigilancia en puntos altos de la provincia de Valencia que les permiten avistar una gran cantidad de terreno, y de esa manera poder detectar humos sospechosos que pudieran desencadenar en incendios forestales.
En caso de localizar un conato, las brigadas, en función de las características del humo, se ponen en contacto con los demás medios competentes en la lucha contra el fuego, además de desplazarse al lugar de peligro para actuar en caso necesario.
570 efectivos contra el fuego
Divalterra cuenta con un total de 112 brigadas forestales distribuidas en diez zonas geográficas, cuyo radio de actuación abarca la totalidad de la provincia de Valencia. Esto convierte a la Diputación de Valencia en el organismo público autonómico con mayor capital humano dedicado a la prevención de incendios.
Cada brigada está compuesta por cinco componentes: un capataz, un conductor y tres especialistas. Al frente de cada una de las diez zonas de actuación, se sitúa un coordinador que dirige los trabajos de las brigadas y se encarga de las movilizaciones en casos de emergencias.
En caso de movilización por incendio, las brigadas actúan como servicios complementarios en la extinción, centrando su labor en labores de perimetraje y la creación de retenes tras el fuego.
En estos casos, la intervención de las brigadas forestales se lleva a cabo en coordinación con los demás organismos implicados en la lucha contra los incendios forestales y bajo el mando único de la Agencia de Seguridad y Respuesta ante las Emergencias de la Generalitat Valenciana.



¿TE GUSTA?

No hay comentarios:

Publicar un comentario