lunes, 30 de mayo de 2016

"El pueblo era lo más parecido al resultado de un bombardeo"

+ TURIA | Entrevista a Toni Gómez, secretario de la Asociación para el Desarrollo de la Serranía Celtibérica, que presentará su proyecto el próximo sábado en Casas Bajas
El próximo fin de semana la localidad de Casas Bajas se convertirá en capital cultural y deportiva del Rincón de Ademuz con un completo programa de actividades que incluye desde un mercadillo artesanal a la celebración de una nueva edición de la Carrera por Montaña 'Subida al Peloto'. Una jornada que, además de su vertiente lúdico-festiva, servirá para acercar al Rincón de Ademuz y poblaciones del Alto Turia, el proyecto Serranía Celtibérica, iniciativa que tiene por objetivo atajar uno de los grandes problemas, si no el mayor, que sufren las comarcas de interior, el de la despoblación.
Toni Gómez, secretario de la Asociación de la Serranía Celtibérica.
En las imágenes, visita de la agrupación a El Collado, en La Rioja
Aprovechando la cita cultural y reivindicativa, entrevistamos en + TURIA Revista Digital a Toni Gómez Casino, que desde décadas lleva luchando por dar solución a este problema desde su pueblo, Castielfabib. Toni es desde hace unas semanas secretario de la Asociación para el Desarrollo de la Serranía Celtibérica, que comienza a ser conocida como la Laponia del Sur, un amplio territorio del interior peninsular, desde tierra riojanas hasta el Alto Turia valenciano pasando por las mesetas aragonesas y sorianas, cuya demografía es inferior a la conocida región finlandesa.
¿Cómo surgió tu interés por el proyecto de la Serranía Celtibérica?
Mi primer contacto con esta iniciativa fue en el año 2013, en una charla-coloquio que se organizó en Castielfabib dentro de la Semana Cultural que se celebra a finales de agosto, con el fin de animar la vida del pueblo y alargar la estancia de “los veraneantes” que suelen triplicar la población de este municipio.
Para ello se eligió la sala de armas de un edificio emblemático para los castieleros, la Iglesia Fortaleza de Nuestra Señora de los Ángeles.         ¿Qué curioso, no?, “sala de armas”…“iglesia”.
La exposición principal, en aquella ocasión corrió a cargo de Miguel Ángel Fortea y Pilar Burillo.
Pero el movimiento ya llevaba a sus espaldas un largo recorrido…
Miguel Ángel Fortea es el representante de “Teruel Existe”, famosa plataforma ciudadana que tuvo un fuerte apoyo del conjunto del tejido social de la provincia de Teruel. Sus frescas maneras de entender la desigualdad existente entre unas provincias y otras, y la extensión de su "cantinela" como eslogan identificativo hizo que en toda la península calara esa justa reclamación de los que existimos, pero no contamos.
Pilar Burillo, hija y discípula del Profesor Francisco Burillo, ideólogo del proyecto, expuso de manera clara y con abundante información, ese cáncer que afecta desde los años 40 a los territorios de montaña y que coincidimos en llamar “Despoblación”. La presentación estaba repleta de gráficos y mapas en los que se podía ver claramente, como la gente había abandonado los pueblos yéndose a las ciudades. Este movimiento traducido en colores, reflejaba una mancha que se iba extendiendo de manera paulatina y silenciosa.
¿Y pudo extrapolar ese problema generalizado a las particularidades del Rincón de Ademuz?
La verdad es que quedé muy impresionado, ya que visualicé en aquel momento lo que ya nos había estado pasando en el Rincón de Ademuz, esta pequeña comarca valenciana del interior, y que de alguna manera reflejaba lo que argumentábamos nosotros en nuestros proyectos de desarrollo.
Digo esto, por mi participación en A.D.I.R.A., Asociación para el Desarrollo Integral del Rincón de Ademuz, constituida en el año 1992, en un momento de amplia aportación de fondos europeos para el medio rural. Los programas europeos, básicamente LEADER, exigían para su implementación la existencia de grupos de acción local que aglutinaran la representación del tejido social y productivo de las zonas rurales. Las distintas categorías de los territorios clasificados como Objetivo 1, 5b, 5d, etc.., supuso financiación de multitud de proyectos cuyos promotores eran entidades públicas y privadas. Nuestra comarca se unió a la de la Serranía Valenciana en un Grupo de Acción Local llamado Serranía-Rincón de Ademuz. ADIRA fue la encargada de participar como socia de un grupo comarcal donde se pensaban, discutían y presentaban proyectos en competencia sana con nuestra vecina comarca de la Serranía. Nuestra configuración territorial de siete municipios favoreció el contacto de los miembros que organizados en mesas sectoriales trabajaban las actuaciones en una filosofía de abajo a arriba.
¿Y cuándo se produjo tu primer contacto con la A.D.S.C.?
En septiembre de 2015 me invitó Concha Tormo, actual Presidenta de la Asociación Desarrollo Serranía Celtibérica (A.D.S.C.) a una presentación que se realizaba en La Rioja. Mi sorpresa mayúscula fue durante la visita a una aldea llamada “El Collado”, donde se hacía patente el abandono, resultado de años y años de dejadez por parte de las administraciones públicas de atajar este problema. Contrastando con la visual del espacio físico, conocí a Marcos Moya, presidente de la Asociación de Amigos del El Collado. 
Esta agrupación de personas con las que compartimos la visita matutina, se negaban a abandonar el pueblo, qué curioso, sin suministro de luz eléctrica (sólo la de las baterías que les proporcionan unas placas solares), sin agua corriente, un deficiente sistema de alcantarillado. La mayoría de las casas derruidas, lo que queda de Iglesia desvencijada, el ayuntamiento perdido y el núcleo urbano más parecido al resultado de un bombardeo que al lugar donde sueñes vivir. Pero ahí seguían, a pesar de que la mayoría de los inviernos, se quedan incomunicados por la nieve y no les asistan los servicios de limpieza, ahí seguían. Ese espíritu de lucha y de inconformismo me hizo ver que no todo estaba perdido. La Rioja representa el vino y la riqueza que ha llevado a esa región a ser mundialmente conocida, pero en el momento que te adentras en sus valles y asciendes a la montaña, te encuentras con una realidad común en este territorio de la península que ocupa el doble de Bélgica.
¿Cuál es el valor añadido que aportaría esta comarca supraprovincial desarrollada bajo el concepto de 'Serranía Celtibérica'?
Los trabajos del Profesor Burillo han visualizado perfectamente la problemática que sufrimos en las montañas. De ahí que se haya acuñado a este proceso de pérdida de población y dejadez de las autoridades, el término “DEMOTANASIA”. Este concepto refleja la desaparición de tantos y tantos pueblos y aldeas por el abandono y muerte paulatina de sus habitantes. De estas y otras cuestiones se ocupa el Instituto de Estudios Celtibéricos apoyado en la Red de Universidades de la Serranía Celtibérica creada al efecto. 
Este instituto agrupa a profesores y catedráticos de las universidades de las cinco comunidades autónomas incluidas en el proyecto (Universidad de Zaragoza, La Rioja, Alcalá de Henares, Valencia, Jaume I de Castellón, de Castilla La Mancha,..)y a la que se suma la UNED. Es la parte científica del proyecto, y que a través de proyectos de innovación, investigación y desarrollo planifican la revitalización de las zonas despobladas. El trabajo realizado además de las múltiples presentaciones del proyecto en los municipios, ha fructificado con comparecencias ante la Comisión de Despoblación del Senado y el compromiso del Congreso de los Diputados a articular medidas de desarrollo. Igualmente se han presentados Iniciativas Parlamentarias en las Cortes de Aragón y en la de Valencia.
Por otro lado, se encuentra la Asociación Desarrollo Serranía Celtibérica (A.D.S.C.), herramienta que a través de un grupo amplio entidades públicas y privadas, aspira a ser un Grupo de Acción Local representativo del territorio y con todas las características necesarias para poder articular proyectos de desarrollo. La Unión Europea tiene claramente definido el tipo de entidad capaz de gestionar fondos que sirvan para homogeneizar la economía de sus regiones.
¿Y cuáles son sus objetivos inmediatos?
El reto es importante, aglutinar: ayuntamientos, cámaras locales agrarias, sociedades de regantes, cotos de caza, institutos culturales, asociaciones, fundaciones y todas aquellas personas físicas titulares de explotaciones agropecuarios o actividades económicas, en un entramado de cooperación para sacar adelante actuaciones que fomenten la revitalización de la Serranía Celtibérica.
Para ello es fundamental el empleo de las nuevas tecnologías y la creación de un espacio ágil y dinámico en el que confluyan todas las inquietudes y posibilidades que nos ofrece un entorno rico en recursos naturales y humanos. La estructura de la asociación está compuesta por áreas temáticas en las que crean las mesas de discusión y de donde nacen los grupos de trabajo sobre las medidas e iniciativas a desarrollar.
Igualmente práctica ha de ser la conexión de espacios territoriales vivos, que articulados entorno a ríos o montes, ha tenido tradicionalmente gran relación social pero que la división provincial o autonómica ha hecho que haya graves desigualdades entre unos y otros. Esto se ha plasmado, por ejemplo, en VERTEBRO, asociación creada por municipios de Soria, La Rioja, Zaragoza, Navarra, Guadalajara y Burgos entorno a las Tierras del Moncayo y el Valle del Ebro y estructurada como sección territorial de la A.D.S.C. Lo mismo se está desarrollando en los valles de la Rioja, los Montes Universales, la Sierra de la Demanda.
El próximo sábado, la Serranía Celtibérica se presenta en Casas Bajas…
El encuentro que se plantea en Casas Bajas, el 4 de junio, pretende ser un foro en el que se materialice un grupo de trabajo entorno a los pueblos de las estribaciones de Javalambre y el Valle del Turia. Ya se han realizado algunos intentos de configurar este espacio, uno de ellos tuvo su base en el Simposio Tres Reinos organizado por Instituto Cultural del Rincón de Ademuz (ICERA) y en el que participaron las Universidades de Valencia y Castilla La Mancha. Con el mismo nombre también se desarrolló otro proyecto divulgativo enfocado a itinerarios y rutas temáticas entre grupos de acción local de Teruel y el Rincón de Ademuz, que dieron lugar a varias publicaciones sobre las Taifas, los Senderos de la Memoria o la Ronda de los Tres Reinos.
¿Qué conclusión podemos sacar de todo esto?
Sabemos donde vivimos, cual es nuestra realidad diaria y que, si nos juntamos, podemos hacer que nuestros pueblos recuperen su vitalidad. Hay muchos conceptos en juego; lo urbano, lo rural, el sistema económico, la estructura política, la sostenibilidad, el bien común, la cooperación, la transmisión de conocimientos, los liderazgos. Todos ellos necesarios y todos ellos con posibilidades de renovación es sus significados.
Serranía Celtibérica trabaja por cambiar la situación y dar voz a sus pobladores buscando nuevas fórmulas que sirvan para frenar la despoblación, cosa que tendría que considerarse como cuestión de ESTADO.


Si eres de una asociación de nuestras sierras, o perteneces a algún ayuntamiento, estás en una cooperativa o simplemente tienes inquietud por el futuro de tu pueblo, es el momento de aportar y decidir. Por una Serranía Viva. ¡Acude a Casas Bajas el sábado!
www.celtiberica.es
www.facebook.com/serraniaceltiberica.es
https://twitter.com/SCeltiberica
Búscanos en youtube





¿TE GUSTA?

1 comentario:

  1. Toni es un gran representante del valor que en la Serranís Celtiberica buscamos. Emprendedor, amante de la naturaleza, defensor de los valores patrimoniales y culturales de una zona como el Rincon que necesita a muchos y muchas con su espíritu. Todo nuestro aplauso y enhorabuena.

    ResponderEliminar