“Debemos confiar en las diputaciones para equilibrar las ayudas que llegan a los municipios pequeños”

El presidente de la Diputación de Valencia, Toni Gaspar, defiende un Fondo de Cooperación que es “útil” para los municipios por encima del “ruido” político

El presidente de la Diputació de València, Toni Gaspar, ha defendido este lunes en la Comisión de Justicia, Gobernación y Administración Local de Les Corts el Fondo de Cooperación Municipal en el que participa junto al Consell, al tratarse de “una herramienta útil que incrementa los recursos para los ayuntamientos y elimina burocracia”. El encaje legal de este “fondo incondicionado demandado toda la vida por alcaldes y alcaldesas” lo deja en manos de los legisladores.

Gaspar ha dado así su visión sobre un Fondo de Cooperación al que este año la corporación que dirige ha aportado voluntariamente 42 millones de euros y que la Generalitat pretende convertir en ley. “Las diputaciones estamos para servir a los municipios y todos los responsables locales, de cualquier signo político, entendieron que este Fondo era positivo y que debíamos sumarnos”, ha señalado el presidente de la Diputació valenciana, que insta a los legisladores a decidir si se debe blindar con una ley las aportaciones de las distintas instituciones “por encima del ruido político y mediático que nada aporta”.

Lo que sí tiene claro el presidente Gaspar es que “el sujeto político son los ayuntamientos” y que las diputaciones “pueden establecer medidas que primen la concesión de ayudas a los municipios más pequeños, que son los que más necesitan de los entes provinciales”. Para ello, “existen mecanismos para actuar sobre la norma general reorganizando las ayudas, complementándolas y compensando a ayuntamientos como el de Carrícola, una pequeña población de La Vall d’Albaida de apenas un centenar de habitantes que en el último ejercicio ha recibido más de 300.000 euros de la Diputació de València”.

El presidente valenciano insiste en que “los pueblos cuentan con los recursos para inversión y gasto corriente que les ofrece el Fondo y los incluyen en sus presupuestos para hacer lo que piden sus vecinos, y el que diga que retira este Fondo lo va a tener complicado”. Otra cuestión, apunta Gaspar, es que los legisladores determinen si es voluntario u obligatorio, decisión que “no cambia la esencia de esta norma autonómica que tiene reflejo en la legislación estatal y que busca dar más recursos al municipalismo para que los ayuntamientos no sean siempre los últimos”.

Toni Gaspar ha recordado que el dinero “no es de las instituciones sino de las valencianas y valencianos”, ha pedido confiar en las diputaciones para “equilibrar las ayudas que llegan a los municipios pequeños sobre normas de ámbito autonómico y estatal que obviamente siguen un criterio poblacional” y, en su primera comparecencia en la Comisión de Administración Local de Les Corts ha reclamado que, si se vuelve a tratar en dicho foro la disolución de las diputaciones, “al menos cuenten con los presidentes de las mismas para que les contemos lo que hacemos”.

.-

Comentarios