(VÍDEO) Así es la peña cortada… del acueducto de Peña Cortada

Durante la construcción del acueducto los ingenieros romanos toparon con un problema para conseguir su objetivo, una roca de más de 25 metros, que deberían salvar si querían que el agua continuara su curso. Realizaron un gran corte de la roca y es este corte lo que da nombre al acueducto, la “Peña Cortada”.

Se trataba de un recurso novedoso para conducir el agua, un corte vertical en la roca, tallado a mano con una altura de 25 metros, una longitud de 50 metros y una anchura de 1,30 m. que se corresponde a la anchura del canal del puente del barranco de  la Cueva del Gato justo anterior a este tramo cortado en la roca.

Resulta curioso que se optara por esta costosa solución pudiendo haber realizado galerías simples para atravesar la montaña, pero la demanda de piedra para construir el puente del Barranco de la Cueva del Gato y la necesidad de asegurarse que la peña no sufría desprendimientos, hicieron que se tallara completamente dejando en el centro del corte una gran columna sin tallar de 3 metros de ancho, que hacía de contrafuerte y que evitaba que las paredes se plegaran entre sí.

Existen en el mundo, pocos ejemplos similares a este, el Acueducto de Fréjus en Francia con un tramo conocido como “Roche Tailleé”, y el Acueducto de Side donde se realizó un tallado similar de 18 metros de altura.

Esta gran obra arquitectónica, al igual que los puentes, requirió el trabajo de expertos arquitectos y artesanos que trabajaron con gran precisión y calidad. De este modo aunque su fin era crear una obra pública hidráulica, además dotaron al conjunto de la monumentalidad y belleza que caracterizan a la cultura latina.

.-

Comentarios


EN TITULARES