“Tenemos que darles un millón de gracias”

Los agricultores vuelven a convertirse en punta de lanza contra el coronavirus fumigando las calles de nuestros pueblos de manera altruista

No es novedad pero nunca deja de ser noticia. Y es que mientras, por un lado, el sector agrícola continúa peleando por su supervivencia y luchando por conseguir unos precios dignos y ajustado al trabajo que realizan en el campo, por otro, son los mismos agricultores los que, de manera altruista, se han puesto al frente del “batallón de guerra” frente al coronavirus ofreciendo sus equipos de trabajo para las desinfecciones urbanas en nuestros pueblos.

Así, en mitad de esta segunda ola, cuando ya la imagen parecía enterrada en tiempos de Estado de Alarma (del primero), se vuelven a encontrar las imágenes de los tractores, al anochecer, fumigando calles y rincones. Y de manera altruista.

Municipios como Pedralba, Casinos o Riba-roja agradecen casi a diario la labor de estos incansables trabajadores.

“No quieren cobrar nada”, destaca con orgullo Robert Raga, alcalde de Riba-roja. “Lo hacen voluntariamente. Tenemos que darles un millón de gracias por su solidaridad y comportamiento”

“Han salido con frío y calor... en invierno y verano... todo un ejemplo que nos deja sin palabras. Gracias. Gracias”

.-

Comentarios