sábado, 4 de julio de 2020

Conselleria, Diputación y CHJ avanzan en la eliminación de la caña invasora en el río Turia


+ TURIA | Técnicos de las tres instituciones han visitado las zonas restauradas en Chulilla
Técnicos de la conselleria de Medio Ambiente, de las brigadas forestales de Divalterra y de la Confederación Hidrográfica del Júcar han participado en una jornada de trabajo dirigida a comprobar insitu las características de los trabajos que se han llevado a cabo de forma coordinada entre la CHJ y los Servicios de Prevención de Incendios Forestales y de Vida Silvestre, para la eliminación de la caña (Arundo donax) y restauración de la vegetación de ribera en el cauce del río Turia en el término municipal de Chulilla.

En el encuentro estuvieron presentes el jefe de servicio de las brigadas de la Diputació de València, Álvaro Escrig, junto a otros técnicos y coordinadores; la Jefa de Área de Gestión Medioambiental de la Confederación Hidrográfica del Júcar, Eva Beltrán; Ana Gómez, técnica de la Dirección General de Prevención de Incendios Forestales; y una brigada de Vaersa dependiente del servicio de Vida Silvestre de la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica
Esta jornada en Chulilla sirvió para continuar los pasos previos a la posible colaboración de Divalterra en el mantenimiento de la vegetación de las actuaciones de restauración que realice la Confederación, en la que se engloban 46.000 km de cauces.
En este sentido, en el pasado mes de junio tuvo lugar una primera reunión para abordar esta problemática, en la que se acordó abordar la colaboración entre ambas entidades, así como la simplificación de los trámites administrativos para agilizar los trabajos.
Abordar la problemática
El rápido crecimiento de la caña en los cauces de los ríos tiene un gran impacto sobre el medio natural y supone un factor de riesgo de cara a los incendios.
Ya en el Plan de Trabajo de 2019 de las Brigadas Forestales se incluyó la intervención en 33 cauces y en 2020 en 25, aunque es previsible que la crisis derivada del COVID19 impida la ejecución de la totalidad de las actuaciones planificadas.
En concreto, respecto a las actuaciones en cauces,  las brigadas intervienen en zonas de interfaz urbano forestal, comprometiéndose el ayuntamiento tanto a la retirada de los restos como al mantenimiento de la actuación.
Esta planificación se lleva a cabo base a las solicitudes de los ayuntamientos y siguiendo los criterios establecidos por la Comisión de Seguimiento, integrada por el Servicio de Medio Ambiente de la Diputación de Valencia, el Consorcio Provincial de Bomberos y la dirección de Brigadas Forestales.
Zonas de difícil acceso
Divalterra cuenta con equipos especializados para el trabajo en cauces, barrancos y el interfaz urbano-forestal, con máquinas desbrozadoras manejadas a distancia por radio control.
Estos aparatos, pioneros a nivel nacional, optimizan el tiempo dedicado a la trituración de la vegetación, y permiten trabajar en zonas de difícil acceso y terrenos en pendiente de forma muy segura.
Asimismo, los trabajos se complementan con herramienta manual, especialmente en zonas en las que por la orografía del terreno no es posible acceder mediante la maquinaria.
Estas actuaciones incluyen el desbroce, poda y retirada de árboles muertos, eliminación del exceso de vegetación oclusiva, regularización sin excavación de la rasante y cajeros en el cauce afectado y la retirada de residuos sólidos.
Por su parte, las metodologías empleadas por la Confederación Hidrográfica del Júcar para la eliminación del Arundo donax se basan en el agotamiento de las reservas de rizoma, mediante la implantación de coberturas opacas y, en menor medida, mediante la eliminación directa del mismo. Para el resto de actuaciones de tratamientos selvícolas en cauces, la metodología empleada es la habitual, siempre con el máximo respeto a los valores ambientales. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario