lunes, 28 de octubre de 2019

“Las cooperativas tienen que ser el motor de la modernización del sector agrario valenciano”


+ TURIA | El secretario autonómico de Agricultura y Desarrollo Rural, Francisco Rodríguez Mulero, asistió al acto de celebración del centenario de la cooperativa de Pedralba
El cooperativismo agrario goza de una fuerte implantación en la Comunitat Valenciana con un total de 365 entidades de esta naturaleza, lo que lo convierte en un elemento central de la vertebración socieconómica del territorio.

Sin embargo, esa potencia adolece de puntos débiles como la falta de tamaño económico y una cierta debilidad en el capítulo correspondiente a ventas y comercialización. Tanto es así, que la mayoría de las cooperativas agrarias valencianas, concretamente el 64,3% (235 de las 365 existentes) facturan menos de 2 millones de euros, mientras que únicamente 4 entidades -es decir el 1,1% del total- superan los 50 millones en la referida variable.
A estas circunstancias se refirió el secretario autonómico de Agricultura y Desarrollo Rural, Francisco Rodríguez Mulero, durante el acto de celebración del centenario de la cooperativa de Pedralba. Rodríguez Mulero aprovechó su intervención para animar a las cooperativas a acometer procesos de integración que permitan incrementar sus niveles de eficiencia y profesionalización y, por ende, sus volúmenes de negocio, máxime en un contexto de mercados globales sumamente exigentes.
"El cooperativismo -aseguró el secretario autonómico de Agricultura- no es sólo un movimiento de gran arraigo en nuestra tierra, sino que es también una parte fundamental de la solución a los problemas del sector agrario".
Precisamente, para poder afrontar estos retos de futuro las cooperativas cuentan con el valioso respaldo que supone el Plan Director del Cooperativismo Agrario Valenciano 2017-2023, en el que se incluyen ayudas destinadas a favorecer procesos de integración, junto a otro tipo de medidas de carácter formativo para socios y consejos rectores, así como acciones colectivas dirigidas a promocionar los productos cooperativos.
El citado plan director, elaborado por la conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, está ofreciendo resultados prometedores, puesto que ha propiciado la puesta en marcha de cuatro procesos de integración en sectores tan relevantes como los cítricos, el vino o el aceite. En estas iniciativas integradoras se han implicado una treintena de cooperativas y las ayudas de la Generalitat destinadas a las entidades participantes superan los 2,2 millones de euros.
"El siglo XXI es el siglo de la integración cooperativa -afirmó Rodríguez Mulero- porque las cooperativas tienen que ser el motor, la punta de la lanza, de la modernización del sector agrario valenciano, puesto que son empresas que no pueden deslocalizarse y, por tanto, conseguir su viabilidad económica constituye la mejor fórmula para preservar el territorio y combatir el despoblamiento".
También el presidente de la cooperativa de Pedralba, Valentín Merino, y la alcaldesa de la localidad, Sandra Turégano, expresaron durante la conmemoración del centenario de la entidad local, la necesidad de apostar por la unidad del sector y la mejora de su eficiencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario