sábado, 30 de marzo de 2019

Signos de devoción por San Vicente Ferrer


+ TURIA | Sesenta personas sordas recibirán la indulgencia del Año Jubilar Vicentino en Valencia | Visitarán la ermita de Sant Vicent Ferrer en Llíria donde se oficiará una misa en lengua de signos
La Pastoral del Sordo de la Comunitat Valenciana y Murcia celebrará este fin de semana en Valencia su primer encuentro que ha sido organizado con motivo del sexto centenario de la muerte de San Vicente Ferrer, en el marco del Año Jubilar Vicentino, y en el que participarán 60 personas.

El encuentro dará comienzo hoy con la llegada de peregrinos -procedentes de Murcia, Alicante, Elx, Castellón y distintas localidades de la provincia de Valencia- a la parroquia de Santo Tomás y San Felipe Neri, en Valencia, donde cada domingo se celebran misas en lenguaje de signos oficiadas por el sacerdote responsable de la Pastoral del Sordo en la diócesis de Valencia, Ángel Santamaría.
En el templo tendrá lugar una oración y una charla sobre la “Historia de San Vicente Ferrer” y, posteriormente, los peregrinos visitarán los lugares vicentinos, como la Casa Natalicia de San Vicente Ferrer, la pila bautismal y el Convento de Santo Domingo, ha confirmado Ángel Santamaría.
Asimismo, después de la comida participarán en una celebración penitencial en la Casa Natalicia y después visitarán la Catedral de Valencia y la Plaza del Miracle del Mocadoret. La primera jornada finalizará con un encuentro, después de la cena, en la parroquia de Santo Tomás.
Igualmente, el domingo, los peregrinos valencianos y murcianos se desplazarán al parque de San Vicente, en la localidad de Llíria, donde tendrá lugar una misa, también en lenguaje de signos, en la ermita dedicada al santo dominico en la que podrán ganar el jubileo y donde finalizará el encuentro con una comida y despedida.
Ángel Santamaría oficia desde hace 30 años misas para personas sordas los domingos, a las 18 horas, en la parroquia de Santo Tomás, de la que es vicario y donde existen, además, cuatro comunidades neocatecumenales en las que participan feligreses sordos.
Además, este sacerdote valenciano, hijo de padres sordos, es el único en la diócesis valentina que oficia misas en lenguaje de signos y preside, cada año, bodas de parejas con discapacidad auditiva, primeras comuniones, bautizos y entierros.


No hay comentarios:

Publicar un comentario