miércoles, 16 de enero de 2019

El organizador de la "rave" de Benagéber debe pagar una multa de 54.000 euros

+ TURIA | El colectivo Off6tem ha iniciado una campaña de recogida de fondos para que no le embarguen la casa
El colectivo Off6tem ha iniciado a través de las redes sociales una campaña de recaudación de dinero para ayudar a uno de sus miembros a hacer frente a una multa de 54.000 euros por la organización de la rave que en el Año Nuevo de 2015 reunió a unas 3.000 personas en Benagéber.

Según explica en su mensaje este colectivo especializado en la organización de fiestas de música electrónica, y detalla el diario LEVANTE-EMV, la persona denunciada «está a punto de perder su casa en subasta pública por el impago de la sanción económica derivada de la organización» de esta macrofiesta ilegal, que dio comienzo en la noche del 31 de diciembre de 2014 y terminó el 5 de enero de 2015. «La sanción es de 54.000 euros -continúa el comunicado-, la oficina de Hacienda le ha dado dos semanas para pagar 24.000 euros y el resto en el plazo de un año. Los colectivos se están organizando pero todo el dinero que no se pueda recaudar por esa parte tendremos que abonarlo nosotros».
Off6tem pide la aportación económica «sobre todo» a las personas que asistieron a aquella rave. «Si la fiesta somos todos, es el momento de demostrarlo -aseveran-. Un camarada puede perder su vivienda por una fiesta. Es para esto que sirven las fiestas, solidaridad y compañerismo, no altavoces y drogas».
En esta fiesta fueron identificadas 1.633 personas y 561 vehículos. Asimismo, se levantaron 18 actas por tenencia de drogas; seis por armas; 27 por cuestiones de tráfico: 64 en relación con la Ley de Montes; 85 por acampada, y cuatro por temas respecto a animales. Asimismo, se realizaron numerosos controles de droga y más del 60% de las personas que se sometieron a ellos dieron positivo. Además, el conductor de un camión que transportaba material de la rave fue detenido por provocar un accidente en el que murió otro hombre que conducía la grúa encargada de remolcar los vehículos estropeados.
Tras la rave, la Generalitat identificó a cuatro personas como responsables de la organización y el alquiler del material (camiones, grupos electrógenos y material de sonido). La Generalitat estimó una denuncia de entre 30.001 y 90.000 euros, aunque después anunció que podrían enfrentarse a una multa de más 300.000 euros por una vulneración «muy grave» de la Ley de Espectáculos Públicos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario