viernes, 3 de agosto de 2018

Pirotecnia Vicente Caballer, en liquidación al no superar concurso acreedores


+ TURIA | Es la más antigua de España con 140 años de historia y sedes en Llíria y Domeño
Pirotecnia Caballer, la más antigua de España con 140 años de historia, ha entrado en fase de liquidación dentro del proceso de concurso de acreedores que se inició hace un año por el Juzgado de lo Mercantil número 1 de Valencia.

Su propietario, Vicente Caballer, ha afirmado en declaraciones a EFE que hoy es "un día muy triste" porque la empresa ha sido un referente en España y la pirotecnia que más logros ha obtenido, ha trabajado en los cinco continentes y ha estado presente en todos los grandes acontecimientos mundiales.
En junio de 2017 el juzgado declaró el concurso de acreedores de Pirotecnia Caballer, después de la solicitud del procedimiento por parte de la empresa a raíz de un periodo de retrasos e impagos por parte de los ayuntamientos y de una bajada de pedidos como consecuencia de la crisis.
El Boletín Oficial del Registro Mercantil publicó este miércoles el cese del administrador único, Vicente Caballer Ramírez, dentro del proceso concursal de Pirotecnia Caballer, que también engloba la sociedad patrimonial Vicente Caballer e Hijos, domiciliada en Llíria (Valencia), y La Baseta, en Domeño (en esta misma provincia), que agrupa los terrenos agrícolas y terciarios.
"Hoy es un día muy triste para mí, para mis hijos y para mi familia" porque la pirotecnia es una empresa "que ha luchado por sobrevivir hasta el último momento", según el pirotécnico, que ha reconocido el trabajo de sus empleados, que siempre han estado a su lado, y de sus generaciones anteriores, que han sido "grandes maestros".
Caballer ha destacado que la pirotecnia tiene las instalaciones más modernas del mundo y cuentan con "una seguridad máxima", y la empresa ha obtenido "los 5 Júpiters", los Óscar de la pirotecnia, y centenares de premios internacionales.
Además, ha lamentado que la vida "nos ha llevado a esta situación" en una empresa, en la que comenzó a trabajar con su padre, Vicente Caballer Zamorano, cuando tenía 15 años, que tenía continuidad en sus cuatro hijos y sus nietos.
Caballer ha manifestado que ha trabajado siempre para engrandecer la empresa e invertir en ella, y crear una pirotecnia "moderna y distinta", y eso le llevó a trabajar en todos los países de América y Europa, y ha comentado que está recibiendo llamadas de empresas extranjeras después de conocerse la liquidación de la sociedad.
Ha reconocido que siempre ha recibido "el aplauso y el cariño" de su público de Valencia, así como la lucha y el apoyo de sus trabajadores, cien en los buenos momentos y unos 70 en los últimos tiempos, y ha asegurado que ha trabajado siempre con productos españoles y la marca España.

No hay comentarios:

Publicar un comentario