sábado, 4 de agosto de 2018

Medio Ambiente vigila el estado de humedad del monte como factor clave para la prevención de incendios


+ TURIA | Saber en qué zonas la vegetación está más seca y, por tanto, más disponible para arder, permite focalizar los esfuerzos de vigilancia en dicha zona
A fecha de la última medición del 1 de agosto se sabe que las masas forestales se encuentran entre muy secas o extremadamente secas a causa del estrés hídrico que sufren nuestros bosques en esta época. Si a esto se suma la ola de calor de esta semana el riesgo de incendios se intensifica.

Uno de los factores que afectan al comportamiento del fuego en un incendio forestal es la humedad de la vegetación, es decir, el contenido de agua que contiene y que afecta tanto a la facilidad para que entre en combustión si existe una fuente de calor (inflamabilidad), como a la capacidad de que una vez se está quemando, continúe ardiendo y propagándose (combustibilidad).
El conocimiento del estado en que se encuentra la vegetación en cada momento y especialmente su contenido de humedad, permite diseñar de forma más eficiente las estrategias de prevención de incendios, ya que saber en qué zonas la vegetación está más seca y, por tanto, más disponible para arder, permite focalizar los esfuerzos de vigilancia en dicha zona.
Por ello, la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural, de la mano del Consorcio Provincial de Bomberos de Valencia y en colaboración con la Escuela Agraria La Malvesía, trabajan en un proyecto de estudio y análisis de la humedad de la vegetación.
Para conocer la humedad que presenta la vegetación de nuestros montes se ha diseñado una red de 20 puntos de muestreo, en los que mensualmente se recogen muestras de un total de 24 especies vegetales distintas. Posteriormente, estas muestras se llevan al laboratorio donde se calcula su contenido de humedad.
Con estos datos, se analiza la evolución del contenido de humedad de las especies a lo largo del año. Además, el análisis continuado de los datos permite poder clasificar el contenido de humedad de cada especie dentro de un rango específico y relacionarlo con la disponibilidad frente al fuego y, por tanto, a determinar el riesgo de incendio a lo largo del territorio de la Comunitat Valenciana.
Humedad y meteorología
Actualmente se está estudiando la correlación entre la variación del contenido de humedad y la meteorología, en colaboración con la Universidad Politécnica de Valencia y AEMET. El resultado de este estudio permitiría prever la variación de la humedad en función de ciertos parámetros meteorológicos y, por tanto, conocer el riesgo de ignición.
Desde la Dirección General de Prevención de Incendios Forestales se entiende la necesidad de profundizar en el conocimiento este importante parámetro que favorecerá el desarrollo de índices de riesgo de incendios forestales. Existen además otras utilidades como su uso en la configuración de los simuladores de incendios, empleados para diseñar infraestructuras de prevención o para la reconstrucción del comportamiento de un incendio.
Así pues, ante la presente ola de calor y el estrés hídrico que sufren los bosques de la Comunitat. La Dirección General de Prevención de Incendios se aconseja extremar las precauciones y evitar las imprudencias. Asimismo, recuerda que una intervención temprana puede evitar un gran incendio y los primeros minutos son fundamentales para evitar que se propague y atajarlo cuanto antes. Si se produce un incendio o hay algún indicio de inicio del fuego, es urgente llamar al 112.

No hay comentarios:

Publicar un comentario