martes, 21 de agosto de 2018

La chatarra convertida en arte


+ TURIA | El artista Benja Carreres  vuelve a sorprender a los visitantes de su nueva exposición en Bétera
La obra escultórica de Benjamín Carreres vuelve a la sala de exposiciones del Antiguo Ayuntamiento de Bétera después de levantar una gran expectación en su primera muestra celebrada en enero de 2017.

Ahora vuelve con más chatarra convertida en arte. El escultor continúa reciclando cualquier cosa metálica y alguna pieza de madera para dar forma a esculturas de gran tamaño, "he intentado en esta segunda muestra conseguir piezas de más tamaño, el tamaño natural de la representación".
Las esculturas más pequeñas, sencillas y encantadoras son un grupo de peces realizados con mangos de puertas; pero Carreres explora otras corrientes y temáticas por ello encontramos piezas más barrocas como el dragón de pared, objetos imposibles que se acercan al dadaísmo o las clásicas meninas vistas desde su perspectiva.
La pieza que más llama la atención es una libélula gigante posada en una de las vigas del edificio. Las fiestas también están presentes con su original representación de la albahaca.
"A la primera exposición vinieron muchos amigos y conocidos, también vecinos de Bétera que conocían mi obra por primera vez, esta segunda muestra está viniendo mucha más gente, son fiestas y la gente aprovecha para salir de casa, pasear y descubrir. También hay más de un turista extranjero que se pasa por aquí", explica contento Benja Carreres.
La exposición se puede ver en el Antiguo Ayuntamiento de Bétera hasta el 31 de agosto de 19.00 a 21.00 horas. Allí cada tarde el escultor recibe y atiende a todos los visitantes que desean conocer su obra de primera mano.


No hay comentarios:

Publicar un comentario