martes, 19 de junio de 2018

Teruel y Castellón acuerdan colaborar en la lucha contra incendios


+ TURIA | El convenio remarca la colaboración en zonas naturales como Gúdar-Javalambre
Los presidentes de las diputaciones de Teruel y Castellón han plasmado este lunes en un convenio la colaboración que desarrollan ambas provincias en lo que se refiere al servicio de bomberos, especialmente en zonas limítrofes, para garantizar la mejor respuesta ante un siniestro, independientemente del lugar en el que se produzca.
Así, el acuerdo suscrito hoy en Teruel por el presidente de la Diputación de Teruel, Ramón Millán, y el presidente de la de Castellón, Javier Moliner, busca mejorar la atención a los municipios ante situaciones de emergencia, y en el caso de Aragón, acercar el tiempo de respuesta al que establece la Ley del Fuego de Aragón, que está en 35 minutos.
Un tiempo que "no podemos cumplir por muchos esfuerzos que hagamos" ha apuntado Millán, ni siquiera cuando se ponga en marcha el cuarto parque de bomberos de la provincia en Montalbán, pero con este acuerdo esperan que esos tiempos de respuesta mejoren.
El acuerdo abarca a municipios que están lejos de los parques turolenses, en el Maestrazgo, Gúdar-Javalambre y una parte del Matarraña.
Cuando se produce un siniestro en estos núcleos, en primera instancia actúan los voluntarios de Protección Civil de cada zona, ha explicado Millán, pero con el acuerdo con Castellón se facilita la llegada más rápida de profesionales especializados.
Tanto Millán como Moliner han coincidido en destacar los vínculos que unen a estas dos provincias, también los servicios, y la importancia del acuerdo en esta materia y en otras como carreteras para mejorar la calidad de vida de los vecinos y luchar contra la despoblación.
"La realidad del territorio no tiene por qué entender de estructuras administrativas" ha dicho Moliner, y ha destacado además que este convenio también es una manera de "visibilizar la capacidad de ponernos de acuerdo" en unos tiempos en los que, ha dicho, "es más habitual ver los enfrentamientos políticos".
A través del convenio, el Consorcio de Bomberos de Castellón ofrece su colaboración en emergencias concretamente en 32 núcleos de población de Aragón.
Así, desde el parque de Segorbe se prestaría apoyo en los sucesos que pudieran ocurrir en Rubielos de Mora, Alcotas, Fuen del Cepo, San Agustín, Manzanera, Albentosa, Venta del Aire, El Paúl, Olba, Los Giles y Los Pertegaces.
El apoyo del parque de Benasal sería para actuar en los municipios de Cantavieja, La Iglesuela y Mosqueruela.
En Peñarroya de Tastavins, Monroyo, Torre de Arcas, Fuentespalda, La Cerollera, Aguaviva, La Cuba, Luco de Bordón, Bordón, Mirambel, Castellote, Cantavieja y Tronchón podrán actuar bomberos del parque de Morella.
Y por último, desde el parque de Lucena podrán atender emergencias también en Mosqueruela, Puertomingalvo, Castelvispal, Linares de Mora, Nogueruelas y en Rubielos de Mora.
En total, entre estos cuatro parques castellonenses, de los nueve con los que cuenta este Consorcio, según ha explicado Moliner, hay un centenar de bomberos especialistas.
Por su parte, los efectivos de la Diputación de Teruel prestarían apoyo "a petición de parte" ya que el protocolo establece la cooperación mutua hacia municipios de la provincia de Castellón desde los parque turolenses ubicados en Teruel capital, Calamocha y Alcañiz.
Los efectivos turolenses estarían disponibles para "acciones contra el fuego, rescate en carretera y otras emergencias siempre que se requiera", recoge el acuerdo, ya que la Comunidad Valenciana no establece tiempos de respuesta máxima ni distancias como sucede en Aragón con la llamada Ley del Fuego.
En todo caso, ha aclarado Millán, el primer aviso ante un siniestro lo recibirá el servicio de la provincia en la que se haya producido.EFE

No hay comentarios:

Publicar un comentario