martes, 19 de junio de 2018

Inician la exhumación de la fosa 94 de Paterna para recuperar los restos de represaliados del franquismo


+ TURIA | Los expertos de ArqueoAntro esperan recuperar los restos de al menos 70 personas, procedentes de distintas comarcas valencianas de interior y de varios puntos de la geografía española
Este lunes han dado comienzo los trabajos de apertura de la fosa 94 del cementerio de Paterna, donde los expertos de ArqueoAntro estiman que puedan hallarse los restos de entre 60 y 70 personas fusiladas durante la represión franquista, procedentes de comarcas del interior de la provincia y de otros puntos de la geografía española como Albacete, Barcelona y Madrid. Se trataría de víctimas fusiladas los días 6, 8 y 9 de noviembre de 1939.

En esta primera jornada de los trabajos de exhumación de la fosa 94, promovidos por la Diputació de València, han estado presentes el presidente, Jorge Rodríguez, y la diputada de Memoria Histórica, Rosa Pérez Garijo, además de la presidenta de la Asociación de Víctimas de la fosa 94, Carolina Martínez y el director arqueológico de la empresa que va a llevar a cabo el trabajo, Miguel Mezquida.
Jorge Rodríguez ha destacado que la Diputació “ha pasado de las palabras a los hechos”, recordando que en lo que va de legislatura “esta corporación ha destinado más de medio millón de euros a este tipo de trabajos de recuperación de la memoria histórica, lo que nos ha permitido hallar los restos de más de 150 personas fusiladas y entregarlos a sus familias”. Rodríguez ha instado al resto de administraciones a unirse en esta tarea de recuperación de la memoria democrática.
Voluntad política
Por su parte, la diputada de Memoria Histórica, Rosa Pérez Garijo, ha señalado que “la Diputació es la primera y, de momento, la única administración pública que está financiando la exhumación de fosas ya que se trata de una prioridad política del gobierno provincial”. También ha explicado que “esta es la séptima fosa que vamos a abrir en Paterna y la octava en la provincia desde que empezó la legislatura, y esperamos llegar a exhumar un 20% de las fosas comunes de este cementerio al término de la presente legislatura”, ha sentenciado la diputada.

Los trabajos de excavación y exhumación de la fosa común, a cargo del equipo de ArqueoAntro, se prolongarán durante los próximos  meses. Por ahora han comenzado con la retirada de los memoriales, “un trabajo más arduo y farragoso”. “En dos semanas esperamos llegar a los restos de los represaliados, donde la previsión es encontrar entre 60 y 70 cuerpos procedentes de varias comarcas del interior de la provincia”, ha explicado el arqueólogo Miguel Mezquida.
Una vez finalizados los trabajos de campo, se enviarán las muestras a la Escuela de Medicina Legal de la Universidad Complutense de Madrid, donde se estudiarán los restos y signos de violencia. “Tras este proceso, una empresa genética hará los cotejos de las muestras de ADN con las familias involucradas en el proceso”, ha detallado el arqueólogo de ArqueoAntro. Cotejos que, junto con los estudios arqueológicos y antropológicos, permitirán la individualización e identificación completa de los restos de las víctimas para ser devueltos a sus parientes.
Hace pocas semanas, el equipo de expertos de ArqueoAntro comenzó la exhumación de la fosa 128 del cementerio de Paterna, donde por el momento han conseguido recuperar 16 cuerpos de los 130 previstos, lo que la convertiría en una de las fosas comunes más grandes del país.
Asimismo, la delegación de Memoria Histórica está elaborando un documental sobre las exhumaciones realizadas en los municipios valencianos, así como una web donde podrán encontrarse bases de datos, numerosas entrevistas y documentos referentes a la etapa de la Guerra Civil y la posterior represión franquista.
En la fosa 94, según los estudios realizados, habría enterrados represaliados de Ayora, La Font de la Figuera, Bocairent, Ontinyent, Sagunt, Camporrobles, Cheste, Xàtiva, Sollana, L’Alcúdia, Alginet, La Pobla Llarga, Rafelguaraf, Bugarra, Villar del Arzobispo, Chera, Ademuz, Puebla de San Miguel, Almussafes, Cullera, Massamagrell, Alaquàs, Albal, Alcàsser, Aldaia, Catarroja, Manises, Albacete, Barcelona y Madrid. Se trataría de víctimas fusiladas los días 6, 8 y 9 de noviembre de 1939.
Las obras, financiadas por la Diputació de València, son una más de las numerosas actuaciones en materia de memoria histórica que se están llevando a cabo durante 2018 por parte de la corporación provincial, con un presupuesto de 626.000 euros.


No hay comentarios:

Publicar un comentario