jueves, 7 de junio de 2018

AVA-ASAJA advierte de que el granizo ha podido dañar 3.000 hectáreas de cultivo


+ TURIA | La tormenta cayó con fuerza en las zonas centrales del Camp de Túria
La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) ha informado en una primera estimación de urgencia de que los episodios de granizo vividos durante este miércoles han afectado a una superficie de cultivo que podría llegar a las 3.000 hectáreas, situadas en las comarcas valencianas de Camp de Túria, Camp de Morvedre y l?Horta Sud.
Desde la organización agraria han apuntado en un comunicado que estos daños se suman a las tormentas de granizo y las copiosas lluvias registradas a finales del pasado mes de mayo, por lo que han considerado que "la inestabilidad atmosférica que está caracterizando las últimas semanas no da tregua a los agricultores valencianos".

Las hortalizas son el cultivo que se ha visto más castigado por este último temporal, ya que los golpes de la piedra, por una parte, y las intensas precipitaciones, por otra, han causado importantes mermas de cosechas de sandía, cebollas, calabazas y patatas.
El agua ha llegado a anegar campos enteros y ha generado un exceso de humedad que, en última instancia, desencadenará graves problemas de pudrición, según AVA.
Los lugares con mayores perjuicios en hortalizas de primavera han sido las localidades valencianas de Benaguasil, Llíria, Benisanó y Pobla de Vallbona ?en el Camp de Túria? y Catarroja ?en l?Horta Sud?.
Por su parte, los cítricos, sobre todo clementinas, también pueden sufrir afecciones de distinta consideración, ya que el granizo coincide con la época de la 'esporgà', es decir, cuando el árbol se desprende de manera natural de una serie de frutos antes de que empiecen a ganar tamaño de cara a la próxima campaña.
Las zonas especialmente damnificadas con este cultivo se han localizado en la comarca de Camp de Morvedre, en términos como Benavites, y Camp de Túria.
Por otra parte, a pesar de las abundantes lluvias acumuladas en l?Horta Sud e incluso de la caída de piedra acompañada de agua sobre áreas de arrozales, las primeras previsiones apuntan a que los daños en el cultivo del arroz serán mínimos puesto que se encuentra en un estado vegetativo muy temprano. EFE

No hay comentarios:

Publicar un comentario