sábado, 19 de mayo de 2018

Un mundo perdido… en Andilla

+ TURIA | Cientos de personas vuelven a darse cita en la localidad serrana para disfrutar y saborear el VI GastroMercado y las V Jornadas de Pastoreo de Montaña
Un año más, cientos de personas no han querido faltar a la cita con los sabores y saberes de la Serranía Valenciana de la mano del Ayuntamiento de Andilla que por sexto año ha ofrecido una jornada de homenaje a las tradiciones de la comarca a través de su Gastromercado y las Jornadas de Pastoreo de Montaña.

Una cita para grandes y pequeños, que han disfrutado a partes iguales de una programación que, a apenas una hora de Valencia, acerca al visitante a un “mundo perdido”. Al visitante de la gran ciudad, para el que los rebaños de cabras o la trashumancia de bueyes suenan a novela romántica, y para los propios serranos, que con un ojo en la ciudad, va olvidando a veces la esencia que los bautiza como tal: serranos.
El Gastromercado por un lado ha reunido a más de una veintena de expositores de la zona, que han acercado los productos tradicionales de la comarca, desde miel, repostería y embutidos a cerveza y licores, que han puesto el color y el sabor a una soleada jornada en la Plaza de la Muralla. 
Las Jornadas de Pastoreo han traído, por su parte, el tacto de los animales campestres, con el habitual mar de ovejas, cabras y cabritillos que, además de multiplicarse “como los panes y los peces”, han esperado “turno de peluquería” en la habitual demostración de esquileo. La novedad de este año ha venido de la mano de los jinetes que han acompañado a una decena de bueyes en su “entrada triunfal” a Andilla.
Como en años anteriores, el Ayuntamiento de la localidad ha querido ofrecer un completo programa para todos los públicos y edades. Desde visitas guiadas al patrimonio histórico y natural del municipio, degustaciones, una exposición de oficios perdidos (y un guiño “playmobil” a la importancia forestal de Andilla) a cargo de Ricardo Cristal, que también ha ofrecido una ponencia sobre los oficios históricos locales así como talleres para los más pequeños.
Una jornada que, un año más, ha puesto luz en las tradiciones y saberes de la Serranía, como llamada de atención para que nunca se pierdan, no solo como “piezas de museo” para visitar en un día, sino como apuesta dinamizadora para el futuro de la región.


No hay comentarios:

Publicar un comentario