martes, 1 de mayo de 2018

La Diputación invertirá 1 millón de euros en La Serranía con el Plan de Caminos y Viales


+ TURIA | Con la nueva convocatoria del Plan de Caminos y Viales 2018-2019, los municipios de la comarca podrán mancomunar una parte o el total de la ayuda que les corresponde para acometer proyectos más ambiciosos

El Plan de Caminos y Viales (PCV) de la Diputació de València vuelve con 12 millones de euros a distribuir en dos años. En la comarca de Los Serranos, la inversión total del PCV 2018-2019 alcanzará los 985.273 € para los diecinueve municipios que la componen. Algunos ayuntamientos ya han decidido las actuaciones en las que van a invertir la subvención.

En el caso de Gestalgar, dónde los 42.000 euros de subvención van a ir destinados al reasfaltado del Camino de Gabaldón. Otro de los municipios que ya ha aprobado las obras es Andilla, donde los 77.000 euros de inversión se destinarán para viales en el núcleo urbano, el vial camino rural Pobleta y el camino rural Casa de la Señora.
Algunas de las actuaciones llevadas a cabo en la comarca de Los Serranos en la pasada edición del PCV ya son una realidad. En el municipio de Titaguas, con los fondos de la corporación se asfaltó el camino a Sinarcas. En el caso de Aras de los Olmos, se pudo acondicionar el camino a los observatorios astronómicos de la muela de Santa Catalina, una vía frecuentada, en su mayor parte, durante la noche que gracias al apoyo de la Diputació, ofrece más seguridad a vecinos y curiosos que se acerquen al recinto.
Con el objetivo mejorar las distintas líneas de subvención, el área de Carreteras ha incorporado algunas de las peticiones de los alcaldes y alcaldesas con el fin de optimizar el aprovechamiento de los recursos y agilizar los trámites de la convocatoria. La posibilidad de mancomunar una parte o el total de la ayuda para la ejecución conjunta de obras o la adquisición de maquinaria, es ya una realidad que se contempla en las nuevas bases.
Esta característica, combinada con el carácter bianual del plan, favorece que los municipios más pequeños tengan una mayor capacidad para realizar obras o proyectos más ambiciosos, con la garantía de que el dinero llegará en tiempo y forma. Un impulso a la autonomía municipal que se complementa con otro cambio: serán ahora los ayuntamientos quienes presenten un visado de los proyectos por parte del colegio profesional correspondiente, en lugar de tener que esperar a que sea la propia Diputació quien se encargue de ello, lo que supone depositar una mayor confianza en los alcaldes y alcaldesas de la provincia y reducir tiempos.
Una colaboración institucional fluida
De la hoja de ruta marcada por Jorge Rodríguez al inicio de la legislatura se desprendía que la colaboración institucional no debía ser vista como algo que ‘entorpeciera’, sino como una herramienta que mejorara la transferencia de recursos y la puesta en marcha de actuaciones que mejoraran la calidad de vida de la ciudadanía. Es por ello que estas bases han contemplado también algunas modificaciones que aumentan la flexibilidad a la hora de dar forma a los proyectos municipales.
La posibilidad de hacer modificaciones de las unidades de obra una vez que esta ha sido ya adjudicada es otra de las respuestas a esa necesidad. Si bien no se podrán hacer cambios en el proyecto, las nuevas reglas permiten que los municipios puedan ‘jugar’ con las prioridades o imprevistos que puedan existir, siempre que la rectificación esté debidamente motivada.
Por último, con el fin de facilitar la relación entre municipios y Diputació, el área de Carreteras trabajará en esta edición con la app ‘SomFoto’, una aplicación para dispositivos móviles con la que los municipios ya tuvieron que familiarizarse en otros planes de ayuda de la corporación, y que ahora se recupera para el plan de caminos y viales, de manera que el proceso de documentación de proyectos con fotografías geolocalizadas se homogeneice y evite quebraderos de cabeza a los técnicos municipales.
Criterios justos y objetivos
El PCV para el bienio 2018-2019 mantiene la cifra (6 millones de euros en 2018 y otros seis en 2019) y el mismo prisma de objetividad y eficacia que se dio en el reparto de la edición anterior. A cada entidad local le corresponderá, por tanto, una asignación en función de estos cuatro criterios: población, longitud de caminos rurales, superficie del término municipal y porcentaje mínimo por municipio.
Con este baremo, todos los municipios de hasta 50.000 habitantes, entidades locales menores y mancomunidades de la provincia de Valencia podrán formular solicitudes para realizar la pavimentación de caminos y vías rurales de titularidad municipal, titularidad pública o dominio público; la pavimentación o reasfaltado de vías públicas urbanas; o la adquisición de maquinaria específica para construcción y conservación de caminos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario